Toledo, 28-10-2015.- La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez Navarro, acompañada por el director general de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara Sánchez (i),  durante su comparecencia en la Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha, que preside Emilio Saiz (d),  para informar sobre dependencia y políticas de servicios sociales. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)
Toledo, 28-10-2015.- La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez Navarro, acompañada por el director general de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara Sánchez (i), durante su comparecencia en la Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha, que preside Emilio Saiz (d), para informar sobre dependencia y políticas de servicios sociales. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha previsto un incremento del Ingreso Mínimo de Solidaridad que se percibe en la región, que pasará de 372,76 euros a 420,42 euros al mes, según el proyecto de Presupuestos 2016 presentado en su comparecencia en las Cortes de Castilla-La Mancha por la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez.

La titular de Bienestar Social ha destacado que nuestra región sitúa así su nivel de IMS “en la media de los ingresos mínimos de solidaridad del conjunto de las Comunidades Autónomas del Estado Español”, con 8.250.000 euros de presupuesto, un 10% más que en 2015.

Aurelia Sánchez ha destacado la “acusada sensibilidad social” del presupuesto, reflejada la protección a las familias más necesitadas, para lo que la Consejería contará con 642.413.680,00 euros, una cantidad que supera en 35.050.560,00 euros la presupuestada en 2015, un 5,77 % más respecto al anterior ejercicio.

La segunda cualidad del presupuesto de Bienestar Social es que “garantiza la atención a las personas dependientes” a las que se dedica unos 396.000.000 euros, con lo que 2016 será el primer año en que se alcanza “el grado necesario de cobertura del Sistema de Dependencia de Castilla-La Mancha”.

Acción Social y Cooperación

La dirección general de Acción Social y Cooperación contará con un presupuesto de 94,7 millones de euros. En prestaciones asistenciales, prevé un incremento del 10,36% en el programa de atención a las familias, al que se destinan 23.827.600 euros; para IMS está prevista una partida de 8.250.000, un 10% más; mientras que las ayudas a la emergencia social (AES) se elevan un 30,95%, hasta 6.547.600 euros.

Al mantenimiento de la Red de Servicios Sociales Básicos se destinará en total 64.960.170 euros, un 7,66% de incremento respecto al año anterior. De ellos, 56.860.470 a través de convenios con Corporaciones Locales (un 11,28% más). Además, los convenios del Servicio de Ayuda a Domicilio tendrán un incremento del 7,75%, hasta situarlos en 36.361.820 euros.

La asistencia a las familias en situación de pobreza energética tiene una partida prevista de 1.500.000 euros, mientras que los planes regionales de inclusión social de la convocatoria PRIS, a través de subvenciones a corporaciones locales, estarán dotados con 5.188.230 euros, un 48,24% más que en 2015, y los de entidades un 16.44% más, hasta 4.075.260 euros.

La partida destinada a cooperación al desarrollo crece un 172,12% para situarse en 2.789.400 euros. De ella, el grueso se destinará a la convocatoria de subvenciones para ONGD, que se sitúa en 1.840.000 euros.

Familias y Menores

La dirección general de Familias y Menores tiene una dotación económica de 42,9 millones de euros, un 6,38% más que en 2015. A atención a menores se dedica 36.038.280 euros en los presupuestos de 2016, un 3,5% más que el año anterior. Destaca la gestión de plazas residenciales para menores, con un incremento del 4,33% hasta situarla en 9.170.760 euros.

Mayores y Discapacidad

La atención a personas con discapacidad tiene un presupuesto de 101 millones de euros, con un incremento del 3,49%, destinado a recursos residenciales a través de la Fundación Sociosanitaria de CLM, el convenio con entidades privadas del CERMI y la convocatoria de corporaciones locales para el mantenimiento de recursos residenciales.

A la atención a personas mayores se dedicarán en 2016 un total de 266.988.300 euros, por lo que crece un 5,77% respecto al año anterior. Destacan los 198.268.620 euros para gastos de mantenimiento de residencias y centros de día de mayores a través del Acuerdo Marco. El programa de apoyo a Corporaciones Locales para la atención de personas mayores crece un 10.87% hasta situarse en 21.104.300 euros.

Dependencia

Para la atención a las personas con dependencia, el Gobierno de Emiliano García-Page ha dispuesto una dirección general cuyo presupuesto asignado es de 114.791.690 euros, un 6.9% más que en 2015, si bien la atención a las personas dependientes se desarrolla también desde el ámbito residencial de mayores y personas con discapacidad.

La mayor partida de ese presupuesto directo es el de las ayudas económicas (vinculadas a servicio, para el cuidado en el entorno familiar, de asistencia personal o de apoyo a cuidadores no profesionales) a las que se dedicará un 6,47% más que en 2015, hasta alcanzar los 102.452.560 euros. Además, a los Servicios de Promoción de la Autonomía Personal (SEPAP) está previsto dedicar 1.481.130 euros, un 48,11% de incremento respecto al año anterior.

Aurelia Sánchez ha resaltado el bajo nivel de ejecución de presupuesto del anterior Gobierno, encontrado en junio de 2015, en especial en las convocatorias de ayudas directas, por retraso en su resolución en unos casos y por falta de convocatoria en otros.

Atención a las personas

La consejera ha concluido señalando que el presupuesto de Bienestar Social en 2016 “dirige sus esfuerzos a las personas y a las familias que más lo necesitan, atenderá situaciones de vulnerabilidad, garantizando la atención a personas dependientes y priorizando la atención directa mediante servicios de calidad”.

Como conclusiones generales, Aurelia Sánchez ha subrayado que este presupuesto “frena en seco el deterioro de los servicios sociales en la región”, mediante la recuperación del gasto público, la ampliación de las coberturas del Sistema de Atención a la Dependencia, la mejora de la dotación de profesionales en la red básica de servicios sociales y el importante incremento de las coberturas de las rentas sociales (IMS y AES).



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre