El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha asegurado este martes que si en Navidad hay otra ola de la pandemia de coronavirus «no se dará por la economía sino por la responsabilidad personal» de cada uno, en las casas y familias, ya que «la actividad económica está preparada para actuar» y para que este ámbito «no sea el foco de los contagios».

Así se ha manifestado durante el coloquio posterior a la ponencia titulada ‘Visión empresarial de la crisis’, ofrecido en la sede de la patronal toledana (Fedeto) con motivo de sus 24 Galardones Empresariales, y en presencia del presidente de los empresarios toledanos, Ángel Nicolás, donde ha incidido en la responsabilidad de las familias y de las personas a la hora de afrontar estas fiestas, donde van a esperar a conocer «qué se plantea».



«En el mundo de la empresa no está el COVID», ha subrayado, resaltando que de donde vienen ahora los contagios es de «la actividad social, los botellones, las fiestas en las casas o dentro de las familias», por lo que, a su juicio, lo que no se puede hacer es «castigar a la parte de la gente que lo hace correctamente». «Si es necesario que se digan cuáles son las normas a cumplir porque el señor del restaurante las va a cumplir y en casa no», ha precisado.

Ha asegurado que no se van a quejar de lo que planteen las autoridades sanitarias pero sí ha remarcado que la economía «funciona por confianza» y esta te la da saber que «a tal fecha puedes tener una expectativa» pero no pensar desde octubre que en el mes de mayo puedes estar cerrado, punto en el que ha reconocido que es partidario de un «sistema de alarma cada mes».

No obstante, se ha mostrado esperanzado en el sentido de que esta segunda ola es «diferente a la anterior» y se «está gestionando de manera diferente» -«mejor que en un comienzo», ha agregado-, pues «cada día se conoce mejor» la situación y están «saliendo más casos». De ahí que, ante una tercera, ha asumido que no hay miedo sino la necesidad de estar «prevenidos».

A ello se suma que la vacuna «está más cerca» y aunque hay que ser prudentes al respecto «parece que el primer semestre del año estará en el mercado», lo que no significa «que no tengamos que seguir trabajando», aunque ello supondrá «un cambio importante».

DEMASIADO «DEBATE DE FONDO POLÍTICO»

El presidente de CEOE ha reconocido que le gustaría que hubiera «una mayor coordinación» a la hora de afrontar la pandemia, pues las diferentes normas suponen un «auténtico despiste». «Cuando tendríamos que estar todos a una se está aplicando mucha política de uno y otro tipo» con críticas al de enfrente y al propio no, ha lamentado.

Convencido de que hay «más debate de fondo político» de lo que a los empresarios les gustaría y de que una sensibilidad mayor hacia el mundo de la empresa les «gustaría más», ha apostado por la lealtad institucional, la transparencia y la «unidad de acción» dentro del Gobierno, para solucionar esta situación.

Finalmente, interpelado sobre el debate entre sanidad o economía que se plantea durante la pandemia, Antonio Garamendi ha subrayado que «lo primero es la salud» pero sin olvidarse de la economía ya que si lo hacemos «vamos a tener un problema gravísimo que puede ser exponencialmente más grave». «Hay que compaginar todo» y «convivir con esta pandemia mientras que dure», con controles y con los medios para no contagiarse, ha indicado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre