El PSOE de Castilla-La Mancha, por boca de su secretario de Agua, Antonio Luengo, ha exigido a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que convoque de manera urgente la Mesa del Agua para defender los intereses de la región en la cuenca del Tajo.

Luengo ha justificado esta petición señalando que es imprescindible «una posición firme y unánime» de las fuerzas políticas y sociales de la región y «más tras las fuertes presiones que se están produciendo durante los últimos días desde el Levante en defensa del trasvase Tajo-Segura y que plantean incluso la necesidad de poner en marcha una nueva derivación desde el Tajo medio».antonioluengo



El responsable socialista ha recordado que el próximo 20 de septiembre finaliza el plazo para la presentación de las alegaciones al plan de cuenca de este río y ha lamentado que el Gobierno de Castilla-La Mancha todavía no haya hecho público si va a presentarlas o no y en qué sentido.

«Cospedal debería plantarse y defender de una vez los intereses de Castilla-La Mancha, aunque lamentablemente está más preocupada por otros asuntos y por otros intereses», ha indicado.

El PSOE, ha dicho, va a presentar alegaciones al plan de cuenca del Tajo en un doble sentido: «Queremos que siga siendo un río medioambientalmente sostenible y que además sirva para el desarrollo económico de Castilla-La Mancha».

UN RÍO DE VERDAD

Luengo ha explicado que el Tajo debe ser un río de verdad «y no convertirse en una cloaca de las aguas que se vierten desde Madrid». Por eso ha indicado que van a defender un caudal ecológico suficiente, con reservas de al menos 11 metros cúbicos por segundo a su paso por Aranjuez y de al menos 14 metros cúbicos por segundo a su paso por Toledo y Talavera de la Reina.

Igualmente, ha apuntado que el río que durante años está creando riqueza en el Levante, tiene que facilitar también el desarrollo industrial, agrícola y turístico de Castilla-La Mancha, así como para garantizar el abastecimiento de los municipios de la comunidad.



Luengo se ha mostrado poco optimista sobre el futuro del plan de cuenca del Tajo porque para Cospedal, Rajoy y el PP nacional «priman más los intereses de otras regiones que los de Castilla-La Mancha», por lo que ha reacalcado que las alegaciones que presentarán los socialistas podrían terminar ante la Unión Europea, «ya que se está incumpliendo claramente la directiva comunitaria en materia de Agua».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre