El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este martes en Sigüenza (Guadalajara) que el primer Consejo de Gobierno regional abierto a colectivos de esta legislatura se celebrará en Toledo con la presencia de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía y ha pedido a Vox y al PP «que se echen atrás» en la «patada» que dieron en el Congreso a estos pueblos.

El presidente regional, con motivo de la reunión del Consejo de Gobierno en la Ciudad del Doncel, ha señalado que ahora que ya se está en periodo prelectoral, su intención es mirar «mucho» los programas de todos los partidos para ver lo que dicen del trasvase y de la gestión del agua y ha pedido a los partidos «que han planteado en el Congreso poco más o menos que dar una patada a los pueblos ribereños, que se echen atrás» y rectifiquen.

Para García-Page resulta «insultante» que para una vez que el Gobierno de España se «atreve» desde que hay democracia a incorporar a los ribereños a la mesa del agua en la que se toman decisiones que afectan a todos, «haya partidos que tomen partido contra la región» de esta forma.

El líder socialista ha considerado que «esto va más allá de izquierdas o derechas porque el agua es agua y aquí falta» y, por ello, ha apuntado que su objetivo pasa también por un cambio «trascendental» en la gestión de este líquido elemento.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre