El secretario general del PP en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, ha puesto nota este viernes al presidente regional, Emiliano García-Page, dándole «10 suspensos» por, entre otras cosas, «anunciar mucho, concretar poco e incumplir mucho», haber batido el récord de deuda de la región y por «hacer política de retrovisor», hablando sólo de la legislatura del PP.



En un desayuno informativo con medios de comunicación, en el que Tirado ha realizado balance del año y ha explicado el motivo de esos 10 suspensos, ha otorgado, por contra, «un aprobado muy alto» a los castellano-manchegos «que están teniendo suficiente responsabilidad y altura de miras».

De igual modo, ha puesto en valor el trabajo realizado por el Grupo Parlamentario Popular, frente al año «perdido» del Ejecutivo socialista, pues según ha indicado ha presentado en las Cortes un total de 8.815 iniciativas, frente a las 325 del PSOE y las 115 de Podemos. También ha lamentado que de las 74 comparecencias que ha pedido su formación, 52 no se hayan celebrado. «Algo tendrán que ocultar para no querer dar la cara en las Cortes», ha advertido.

Dicho esto, y preguntado sobre si su partido se plantea presentar una moción de censura, Tirado ha asegurado que el PP seguirá en 2017 trabajando con responsabilidad para sacar a Castilla-La Mancha del «caos» y de la inestabilidad y mantendrá «mano tendida» al Ejecutivo regional, también en la aprobación de los presupuestos, siempre y cuando éste mire por los intereses de los castellano-manchegos.

«Cuando llegue ese puente lo cruzaremos»

Vicente Tirado, ha eludido pronunciarse este viernes sobre su continuidad en el cargo de cara al Congreso regional del partido que podría celebrarse en abril de 2017. «Cuando llegue ese puente lo cruzaremos», se ha limitado a decir. Tampoco se ha pronunciado sobre la posibilidad de que la actual secretaria nacional y presidente regional del PP, María Dolores Cospedal, valide su cargo en el congreso nacional de febrero.

«Nadie duda del compromiso de Cospedal con España y con Castilla-La Mancha», ha defendido Tirado, que ha añadido que la familia ‘popular’ castellano-manchega afronta el Congreso de febrero con «mucha ilusión y responsabilidad». Ha destacado que es la quinta región que más compromisarios aporta y que el suyo es un partido «fuerte, sólido y unido».



En este marco, preguntado sobre si el expresidente del Gobierno central y del PP José María Aznar tiene que estar en el Congreso, el número ‘dos’ de los ‘populares’ castellano-manchegos ha dicho que la decisión de asistir o no es suya pero, en caso de que vaya, «será bien recibido porque es el presidente de honor del partido».

Dicho esto, se ha referido al PSOE y, tras asegurar que el país necesita de un partido socialista «fuerte», ha mostrado su deseo de que el PSOE celebre un congreso como el del PP, en el que «las ponencias sean determinantes y se hable de problemas reales de la gente».

En cuanto a la fecha del Congreso regional, Tirado ha hablado de abril y ha dicho que la previsión es celebrar todos los congresos lo más rápido posible, respetando siempre los plazos reglamentarios.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre