El presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, ha avanzado que el Plan Extraordinario de Empleo de 2017 de Castilla-La Mancha contemplará una reserva del 20-25 por ciento para aquellas personas que sean beneficiarias del plan de garantía de rentas, que el Ejecutivo autonómico negocia con Podemos.



El presidente regional ha realizado esta manifestaciones, tras rubricar con los representantes de CCOO, UGT y Cecam, el Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento, donde ha puesto en valor el Plan de Extraordinario de Empleo, que además de ayudar «a miles familias estaban al borde de la supervivencia», ha sido una subvención «del carajo a la economía privada y a la pública».

A renglón seguido ha dicho que en el Plan de Empleo del próximo año «cuajará en Castilla-La Mancha uno de los anhelos más importantes que el Gobierno comparte con los dos grupos que lo apoyan, y es construir de forma irreversible un pasillo útil tanto para la economía como para la igualdad».

«Vamos a construir un pasillo sobre la enorme y fructífera experiencia que para las personas con problemas de viabilidad personal y económica ha supuesto el Plan Extraordinario de Empleo, que será el pasillo de la igualdad, que encontrarán la primera puerta en el circuito de empleo», ha dicho el presidente regional, que ha agregado que aquellas personas que no puedan acceder al empleo, por un problema de salud o dependencia, tendrá una «siguiente puerta» en la que habrá ayudas y estabilidad por la dependencia, de cuya ley, «trascendente», se cumplen diez años.

«Y si esa puerta no es suficiente para las personas que tengan problemas de empleabilidad social o de otra condición, existirá una estrategia de garantía de rentas», en la línea del acuerdo entre PSOE y Podemos que, según ha avanzado, «va a ser una aportación pionera a la combinación social y económica del país, no en la intención, porque ya hay otros ejemplos, sino en el acierto». Se trata de un camino, ha confirmado, que le tiene «muy ilusionado».

García-Page ha defendido que una vez cerrada la primera parte de la negociación del marco presupuestario, empezará a abordar con Podemos el rediseño del el marco institucional de la región y si «arreglan o modifican el Estatuto y, en todo caso, la Ley Electoral», un debate, ha avanzado, que se va a plantear en próximos meses.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre