Agentes de la Guardia Civil han detenido a 124 personas en 22 provincias españolas, entre ellas Albacete, Ciudad Real y Toledo, por un delito continuado de contrabando de tabaco, en el marco de una macrooperación con origen en Extremadura, donde presuntamente compraban la mercancía que luego vendían «sin control fiscal ni sanitario».

Según informa la Guardia Civil, la organización delincuencial contaba con «múltiples canales de envío de hoja de tabaco», ya que utilizaba empresas de mensajería o las furgonetas de alquiler, donde «cargaban la mercancía durante las horas nocturnas, con el fin de eludir los controles policiales».



Estas furgonetas que solían ir acompañadas de vehículos «lanzadera» para informar de la posible existencia de controles policiales.

Además de su propia producción, la organización recurría a terceras personas «para cubrir la demanda del mercado ilícito y del propio cupo asignado«, ya sea en connivencia con ellos o exigiéndoles una contraprestación en género a cambio del secado de tabaco en las instalaciones de la empresa, explica la Benemérita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here