Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

La empresa de desarrollo de Software de gestión, Copermatica nace en 1985 en Tomelloso con la vocación de ofrecer un servicio e innovación y así facilitar y automatizar de forma informatizada los procesos de gestión de las empresas.

Una empresa que surgió por la iniciativa de un grupo de siete jóvenes en unos años “donde la informática no tenía presencia en el mercado empresarial ni en el hogar” contaba Ismael Grande, director comercial de Copermatica.



Se constituyó hace 35 años como una sociedad cooperativa, de ahí el nombre de “Copermatica” por la contracción de las palabras de cooperativa e informática. “Durante siete años estuvimos bajo esa figura social. A medida que fuimos creciendo y desarrollando nuestra actividad, nos dimos cuenta que no era la figura social más correcta para una empresa de estas características. En los años que estuvimos actuando como cooperativa nos sirvió para empaparnos de lo que era el espíritu cooperativo, del trabajo asociado. Aquí la fuerza y la oportunidad estaba en aportar el talento, el aprendizaje, el conocimiento y el trabajo de cada uno de los que formamos parte de la empresa” añadía Ismael.

A los pocos años de fundarse esta empresa, el líder del equipo falleció en un accidente. “Lo que podía haber sido un palo a la organización de la empresa, se convirtió en todo lo contrario. Nos unió mucho más a los componentes del equipo y seguimos con más fuerza hacia delante” contaba Grande.



A lo largo del tiempo, el grupo de jóvenes que iba creciendo personalmente y profesionalmente se redujo hasta quedar con cuatro socios en el año 2004. “Unos chavales jóvenes con inquietudes de desarrollar un proyecto de estas características que era inédito todavía porque en aquellos años no había ninguna empresa que se dedicase a este tipo de cosas en Tomelloso y en la provincia había pocas. Se puede decir que el éxito de este proyecto se ha fundamentado en la aportación de trabajo, sin egoísmos personales, sin luchas de poder dentro de la propia organización. Un equipo bien coordinado donde cada uno de los fundadores/directivos de la organización estamos muy involucrados en este proyecto” aseguraba Ismael.

Además, Grande comentaba que la única diferencia es la de tener 19 años cuando la empresa se constituyó a tener una media de 50 años, es lo que ha cambiado. “No deja de ser una acumulación de experiencia y de conocimientos que lleva a una madurez que fortalece la organización”.


Este año es especial para Copermatica porque está de aniversario, cumplen 35 años dando servicio a las empresas para facilitarles la productividad. Muchos años de servicio y compromiso hacia sus clientes son las variables que les hacen cumplir años.

Copermatica una gran adaptación en los cambios de la informática


Bodega Virgen de las Viñas

A lo largo de estos 35 años, “una de las debilidades que ha tenido el mundo empresarial es la adaptación al cambio, ya que el 99% somos Pymes en España. Una de la problemática que tienen las empresas es la adaptación. Comentar como está la Pyme en el país, son empresas que les cuesta adaptarse a los cambios que últimamente son muy acelerados. En el mundo de la informática son brutalmente acelerados” aseguraba Ismael.

El director comercial recordaba que comenzaron dando cursos de informática basados en lenguaje binario y en cosas muy básicas. “Lo que hacíamos es que nos desplazábamos a los pueblos de alrededor para dar cursos de informática y así fue como comenzamos los primeros meses”.



Un largo recorrido en la evolución de la informática, ya que han vivido en primera fila los grandes cambios.

Después, empezarían a escribir y hacer programas informáticos muy básicos en esos momentos. “Una época en la que los recursos eran totalmente básicos, hablamos de ordenadores en los que el almacenamiento era en disquetes externos con almacenamiento de alrededor 60k”. Cuando hoy en día llevamos en el bolsillo un dispositivo más potente con varios gigas.



Efectivamente, los cambios han sido muy rápidos en la historia de la informática. “Nosotros tuvimos la capacidad, eso forma parte del éxito, de saber adaptarnos en cada momento para crecer. Al principio vendíamos programas de gestión, cuando uno vendía un programa de gestión al mes era un éxito, ya que no había mercado suficiente para poder comparar. Era otro mundo” aseguraba Ismael.

Los ordenadores en aquellos años eran muy caros y no todas las empresas disponían de este aparato. Entonces Copermatica, al mismo tiempo que vendían ordenadores y programas, adaptaban las oficinas.


Bodega Virgen de las Viñas

También, a finales de los 80 y principios de los 90 uno de los grandes negocios que “teníamos era la venta de consumibles. Con un mercado de consumible supimos aprovechar el momento. Un mercado muy cambiante en el que nos íbamos adaptando a todo lo que iba apareciendo relacionado con la informática”.

A mediados de los 90 aparecía internet, una revolución que “nos hizo adaptarnos y orientarnos a crear programas de gestión, facturación entre muchos otros. Enseguida nos dimos cuenta que nos teníamos que centrar en sectores concretos porque ya había muchos competidores”.

Sería a finales de los años 90 cuando apareció Windows. “Pasamos de tener a tres personas a 25. No solamente fuimos creciendo en el personal que desarrollaba los programas, sino que a la hora de vender programas teníamos un trato cercano con los clientes, ofreciendo un servicio de calidad” aseguraba Ismael. Copermatica crecía en el equipo de desarrollo y en clientes. Hoy en día cuentan con 77 trabajadores, de las cuales más del 70% de las personas que están dentro de la organización se dedican a desarrollar programas y a la atención de los clientes, este último un pilar fundamental en Copermatica.

Copermatica Software siempre innovando

Todas las empresas tienen que innovar para diferenciarse de la competencia y Copermatica lo hizo apostando por un sector como son las cooperativas y las bodegas. “Entonces empezamos hacer programas para gestionar el complejo mundo vitícola y las almazaras. Estamos muy especializados desde los inicios en el desarrollo de aplicaciones para las bodegas” contaba Grande.

También por causas del destino comenzaron a desarrollar y tomar contacto con el mundo de los hidrocarburos y las gasolineras. “Estos dos sectores fueron en los que apostamos y nos especializamos y hoy somos unos expertos en ambos sectores”. En el mundo de los hidrocarburos son uno de los líderes de mercado a nivel nacional.

Cuentan con instalaciones por toda España en la que son ellos los encargados de detectar clientes. Hace 10 años “vimos que el sector de hidrocarburos se estaba produciendo un movimiento, ya que las estaciones de servicio operaban bajo un monopolio del Estado. En los 90 se liberó e Ismael contaba que había un movimiento extraordinario en el autopago, el sector se estaba reconvirtiendo en cuanto a la automatización.

Hoy en día se puede encontrar en muchas gasolineras el autopago, “lo que hicimos fue desarrollar una máquina prototipo en el año 2010 que se instaló en un pueblo de Valencia, y actualmente contamos con más de 500 máquinas por todo el territorio nacional con la aparición de cinco modelos diferentes que fuimos evolucionando”.

Todo ello lo llevan en sus apellidos como decía Ismael, Copermatica Software siempre innovando. Es otra de las características de la empresa, la innovación. Esta es una manera de competir en el mercado. “Una de mis frases es que no gana el más grande si no el más rápido. Y en nuestro mercado mucho más”.

Un modelo de negocio que ha ido cambiando con el tiempo de forma muy rápida. A día de hoy cuentan con más de seis mil clientes que funcionan con sus aplicaciones de por todo el territorio nacional y en otros países.

Copermatica no ha dejado de trabajar ante esta crisis sanitaria

Antes de que se decretase el estado de alarma en España, Copermatica actuó muy rápido para que sus 77 trabajadores pudiesen desarrollar su trabajo desde casa desde el primer día de alerta. “Desde el lunes 16 en la oficina de Copermatica no había nadie” decía Ismael.

Una oficina fantasma que a día de hoy sigue igual. Copermatica sí que cuenta con dos personas en la oficina para dar servicio a particulares y a empresas, aunque “si podemos los problemas los solucionamos vía telemática”.

“Estamos dando soporte con toda la normalidad, aunque al principio recibimos más llamadas de las habituales. Pero es muy gratificante que los clientes nos manden mensajes de ánimo y motivación por ayudarles en estos momentos. Tenemos servicio durante las 24 horas para atender a los clientes” aseguraba Grande.

Además, Copermatica ha creado un aula de formación en su web para que los clientes puedan optar a cursos online todos los viernes.

También cuentan con dos artículos en su web en la parte de experiencias para ayudar a la ciudadanía, por un lado “Tú puedes hacer que esto sea mejor” y por otro lado “No debemos de parar”. Cada semana van incorporando uno para ayudar a paliar emocionalmente a la población con reflexiones positivas.

Y como no podía ser de otra forma, Copermatica ha sacado su lado solidario donando unas tablets al Hospital de Tomelloso para que pacientes con coronavirus puedan mantener el contacto con sus familiares.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE

Santiago Apostol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here