ESCAPARATE

La Guardia Civil de Ciudad Real ha desarticulado una organización criminal compuesta por cuarenta y seis integrantes, en la denominada Operación “Farmatina” y ha esclarecido ciento veintiún robos cometidos en farmacias y establecimientos comerciales ubicados en ocho comunidades autónomas, recuperando gran cantidad de mercancía robada.


Vinicola Inline

Las investigaciones se iniciaron en el mes de noviembre del año pasado tras los robos cometidos en dos farmacias de las localidades ciudadrealeñas de Moral de Calatrava y Torre de Juan Abad, a través de cuyos sistemas de seguridad se obtuvieron los primeros datos de sus autores, que resultaron claves para desarticular lo que, a la postre, resultó ser una organización criminal.

Organización criminal



Esta organización criminal estaba estructurada jerárquicamente y sus 46 integrantes, en su mayor parte de nacionalidad rumana, residían en las localidades madrileñas de Fuenlabrada y Valdemoro. Su especialidad: los delitos contra el patrimonio, especialmente los robos en establecimientos comerciales.

Su modo de actuar era muy similar al de otras organizaciones criminales de este tipo, destacando la existencia de un jefe que dirigía tres grupos de acción dirigidos por personas de su confianza.


Selfietour – Budapest

El primer grupo, cuyos ocho integrantes eran personas jóvenes, de buena apariencia física, eran elegidos por el jefe de la organización para cometer robos en establecimientos comerciales, entre los que se cuentan estancos, hipermercados, tiendas de ropa, telefonía e informática, utilizando el método del descuido. Estos delincuentes, que utilizaban prendas de cabeza como gorras y capuchas de las prendas que vestían  para ocultar el rostro a las cámaras de seguridad y dificultar su identificación, vestían ropa de trabajo o deporte dotadas de bolsillos interiores en los que ocultaban los artículos robados.

El segundo grupo, que era el más numeroso y estaba formado por pequeñas células de cuatro o cinco delincuentes que se desplazaban  a diferentes puntos de la geografía española en vehículos de gran cilindrada, robaba en los establecimientos aprovechando la oscuridad de la noche y vistiendo ropas oscuras con capuchas, pasamontañas y guantes.


AhíMas Comunitelia

Antes de cada robo realizaban un reconocimiento de la zona para seleccionar los establecimientos en los que pensaban actuar y estudiaban sus medidas de seguridad, accesos y posibles vías de huida. Después, varios de los integrantes de cada grupo realizaban labores de vigilancia para alertar de una posible presencia policial mientras otros perpetraban el robo.

Los vehículos utilizados para el desplazamiento de estas células y transportar la mercancía robada  disponían de dobles fondos para esconder los efectos sustraídos y las herramientas utilizadas para cometerlos, dificultando así que pudieran ser descubiertos en el caso de un registro de las fuerzas de seguridad.



El tercer y último grupo estaba formado por cuatro personas. Sus integrantes recibían la mercancía robada, la distribuían en varios pisos de la localidad de Fuenlabrada y contactaban con los regentes  de distintos establecimientos, a los que vendían los efectos robados a un precio muy inferior al de mercado.

Explotación de la operación


Hidymec

El pasado día 10 de marzo, una vez obtenidas las pruebas incriminatorias e indicios suficientes para conocer la estructura de esta organización criminal y relacionar a sus integrantes con numerosos delitos cometidos en localidades de las comunidades autónomas de Castilla la Mancha, Castilla y León, Galicia, Madrid, Extremadura, Andalucía, Aragón y Asturias, la Guardia Civil realizó un dispositivo policial que permitió detener a cuatro  de ellos cuando regresaban de cometer dos robos en la localidad soriana de Almazán y recuperar el dinero y los efectos que habían sustraído en una gestoría y una herboristería.

Durante esa misma mañana se llevaron a cabo cuatro registros en Fuenlabrada y uno en Valdemoro, donde se recuperó gran cantidad de efectos procedentes de los robos investigados.


Hidymec

La Guardia Civil  también intervino efectos procedentes de varios de estos robos en las inspecciones realizadas en varios establecimientos que los habían adquirido pese a conocer su procedencia ilícita y detuvo o imputó, paulatinamente, a los 46 integrantes de esta organización criminal por los delitos de pertenencia a organización criminal, delito continuado de robo con fuerza en las cosas y delito continuado de receptación, de acuerdo con la participación en los hechos de cada uno de ellos.

Detenidos:

R.C.C., de 24 años, C.A., de 26 años, A.N.B., de 33 años, G.I.C., de 30 años, A.A.C., de 23 años, I.C., de 40 años, F.C., de 23 años, M.V., de 40 años, M.C., de 26 años, P.M., de 39 años, B.M.G., de 26 años, A.C., de 23 años, R.C., de 24 años, E.C., de 52 años, L.G., de 27 años, G.B., de 38 años, P.P., de 39 años, M.D.C., de 26 años, Z.M.B., de 24 años, G.A., de 26 años, A.F.G., de 29 años todos ellos de nacionalidad rumana y vecinos de Fuenlabrada.

S.P.P.,  de 33 años, B.S., de 21 años ambos rumanos y vecinos de Valdemoro.

I.C.P., de 29 años, de nacionalidad rumana y vecina de Arroyomolinos.

P.P., de 39 años, de nacionalidad rumana y vecina de Griñón.

I.A.S., de 21 años, V.S., de 42 años, M.S., de 44 años, R.I.B., de 35 años todos ellos rumanos y vecinos de Madrid.

X.L., de 22 años, A.Z., de 48 años y J.Z., de 51 años de nacionalidad china y vecinos de Fuenlabrada.

R.S.V., de 38 años, de nacionalidad española y vecino de Madrid.

G.F., de 37 años, de nacionalidad rumana y vecino de Parla (Madrid).

A.B., de 55 años y J.V., de 47 años de nacionalidad rumana y vecinos de Leganés.

Imputados:

R.D.C., de 25 años de edad, A.G., de 25 años de edad y N.D.G., de 24 años de edad, de nacionalidad rumana y vecinos de Madrid.

D.C.B., de 26 años de edad, I.O., de 41 años de edad, V.C., de 44 años de edad, E.M.,  de 25 años de edad, A.A.C., de 32 años de edad, L.F.S., de 31 años de edad, V.S.A., de 35 años de edad, siendo todos ellos de nacionalidad rumana y vecinos de Fuenlabrada.

Con la desarticulación de esta organización criminal se han esclarecido ciento veintiún delitos cometidos en distintas poblaciones de las comunidades autónomas de Castilla la Mancha, donde se perpetraron treinta de ellos, seguida de  Castilla y León y Extremadura, con  veintinueve delitos,  Galicia con veinticuatro delitos, Andalucía con cinco delitos, Aragón con dos delitos y Madrid y Asturias, en cada una de las cuales se cometió un delito.

Entre los efectos recuperados por la Guardia Civil se cuentan varios televisores, ordenadores, tabletas, todo tipo de material audiovisual, ropas, perfumes, licores, calzado y teléfonos móviles, cuya valoración podría estar próxima a un millón de euros.  

También se han intervenido las herramientas y los efectos utilizados para cometer los robos.

La Guardia Civil mantiene abiertas las investigaciones y no descarta aumentar el número de delitos esclarecidos a medida que los efectos recuperados sean reconocidos por sus legítimos propietarios. 

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here