Salones Epilogo

Cosas 1

Mario A. Elegancia —alter ego de Mario Herrero— presentó este sábado en la biblioteca García Pavón de Tomelloso su último libro: “Cosas que me recuerdan a otras cosas”. Se trata del primer poemario de “este joven intento de escritor que dice lo que piensa y lo dice de la mejor manera que sabe”.


JCCM – Prevencion Violencia de Genero 300×250

El acto, conducido por la directora de la Casa de la Cultura, Rocío Torres, contó con la presencia de la concejala Ana Valentín. Tras la presentación de Rocío el autor leyó varios poemas acompañado por su padre, el famoso guitarrista Óscar Herrero. La gala culminó con la interpretación de varias piezas por padre e hijo.

Charlamos antes de la presentación con el autor mientras calienta la guitarra junto a su padre. Le robamos su tiempo para que nos hable del nuevo libro. Poesía, cambiando un poco el género, nos contaba que ha ido en esta línea por el desarrollo de la página de Facebook que es donde el artista más se nueve. Lo mismo poesía que reflexiones breves con la extensión idónea para ser publicadas en la red social. Ese formato, que tiene mucha aceptación, por la rapidez y la variedad y que, además, permite hacer muchas cosas a la vez, ha empezado a surgir como un género nuevo.


JCCM – Prevencion Violencia de Genero 300×250

Cosas

A Mario, que siempre le gustaba la novela, ha acabado metido, en esta ocasión, componiendo escritos mínimos  aunque profundos, en los que la idea, o la reflexión, o la poesía, son la forma de expresión.


Dipu CR – Aniversario Edificio

“Cosas que me recuerdan a otras cosas” es el cuarto libro de Mario A. Elegancia, dos editados por él mismo y otros dos, como es el caso de este último, publicados por una editorial. La clave, subrayaba, es no parar de hacer lo que te gusta.

El libro, explicaba Mario, está dedicado a Claudio Moraleda, tío del autor, principalmente el primer poema. Como explicó Rocío Torres en la presentación de “Cosas…” son 59 poemas, de versos breves pero rotundos, agrupados en siete partes, introducidos por un relato breve en el que aparece Mario Herrero, el psicólogo. Los temas del volumen son dispares, la crítica social,  amor, desamor, deseo, cine, humor, la vida y la muerte o  los perros Hachiko y Laika. Todo ello, señalaba el autor, con un puntito de humor.


DipuCR – Sabores del Quijote

Mario no para, “hay que intentarlo lo máximo posible ahora que soy joven”. Debutó en agosto con su padre, Óscar Herrero, en Tomelloso, en la pasada feria. Asegura que está aprendiendo mucho, sobre todo flamenco. El 4 de junio, padre e hijo tocarán en Madrid, en el mítico “Casa Patas”.

Rocío Torres dijo que la lluvia de la tarde, había venido enviada por las musas. A Mario, explicaba, la poesía le viene como un guante, como terapia o tabla de salvación. El autor se refugia en la literatura y el humor: este poemario es su autobiografía interior. Poesía eterna en estos tiempos de prisas, con la que el autor, subrayaba Torres, pretende mejorar el mundo. Rocío destacó la sutil manera con la que Mario trata a la mujer en esta obra y la emoción de la sentimental dedicatoria a Claudio Moraleda. Tras disfrutar de “Cosas…”, Rocío Torres proclamó que “no todo está perdido”.


Hidymec

Cosas 2

Mario A. Elegancia explicó, poniendo como ejemplo al creador de Angry Birds, que todos los artistas o emprendedores se enfrentan a un terreno hostil y que la frase más dolorosa que se puede escuchar es “te lo dije”. Por ello, agradeció las constantes oportunidades que recibe de su familia.


MANCHATEL – FIBRA ORGANGE INLINE

El libro consta de 217 páginas que vinculan emociones, a través de la palabra, que es lo que nos hace personas. La palabra define situaciones pero tal vez se quede corta para describir las emociones, explicaba el autor, algo que con la música como lenguaje se podría haber hecho. Así, “música y literatura son los dos lenguajes que más admiro”.

Mario recitó algunos de sus poemas mientras Óscar Herrero tañía la guitarra. El momento más emotivo de la noche fue cuando Mario declamó el poema dedicado a su tío “El cielo se parece a Cuba”.  Claudio —“que sabía que a esta vida se había venido a vivir y que era capaz de decir lo bueno de cada uno”—, le pidió a su sobrino que cuando fuese famoso y tuviese que ir a Cuba lo llevase con él. “Ahora tengo la obligación de ir a Cuba con su hijo”.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here