Salones Epilogo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un total de 238 niños, en nueve municipios de la provincia, están participando en los talleres de apoyo escolar que imparten los voluntarios de Cáritas. La gran mayoría de los menores pertenecen a familias atendidas por esta institución de la Iglesia Católica lo que facilita, entre otras cosas, un trabajo integral con la familia que permite además abordar otros temas como los escolares, normas de comportamiento y desarrollo de sus capacidades y habilidades.


Vinicola Inline

En algunos de los municipios donde Cáritas imparte estos talleres se hacen coincidir, a la misma hora y en el mismo sitio, con los talleres de alfabetización o de clases de castellano para mujeres, así mientras que las madres reciben formación, los niños reciben apoyo escolar.

En esta actividad los voluntarios de Cáritas acompañan a los menores en el área escolar, complementando el trabajo de los centros educativos. Además, las clases de apoyo se imparten en grupos reducidos, para personalizar la atención y poder analizar mejor las necesidades concretas de caso.



Entre los objetivos de estos talleres figura el acompañar personalizadamente el proceso de aprendizaje del niño, adaptando las clases a sus necesidades, proporcionar un espacio físico para el estudio, fomentar la adquisición de hábitos de estudio y motivar al menor para el desarrollo de sus capacidades y habilidades.

Talleres


Vinicola Inline

En Calzada de Calatrava son 20 los niños, de entre 1º y 4º de Primaria, que participan en el taller de apoyo escolar que es impartido por Cáritas dos días a la semana. Todos los menores realizan las tareas del colegio y se les apoya en las materias en las que tienen mayor dificultad.

En este taller, impartido por cuatro voluntarias muy satisfechas al comprobar como los pequeños avanzan en sus tareas, participan niños españoles en su mayoría, además de otros de Rumanía y Bolivia.



En Villarta de San Juan son 19 los niños, todos marroquíes de hasta 6º curso de Primaria, los que participan en el taller, al tiempo que sus madres asisten al de Alfabetización y Castellano.

En este taller, además de realizar las tareas del colegio, se realiza una merienda saludable, permitiendo a los niños y a sus madres aprender cuales son los productos alimenticios más idóneos para la merienda de sus hijos, se cuida la higiene personal y el saber comportarse en la mesa. Después de este recorrido se han creado vínculos fuertes entre los niños y el equipo de cinco voluntarias.


Ayto Tomelloso – UNED curso YOGA

En los cinco años que lleva este taller en Villarta, las voluntarias han vivido momentos muy gratificantes, ayudándoles a apreciar más las cosas que tienen y sobre todo a comprender más y mejor a estas personas. En los encuentros que tienen con los niños reciben más de ellos que lo que las voluntarias pueden dar. Aprenden mucho de los niños.

En Malagón son 17 los chavales que participan en el taller de apoyo escolar, desde los tres años y hasta los doce. Cinco voluntarios y seis colaboradores son los encargados del taller donde se apoya a los más pequeños en las tareas en las que tienen mayor dificultad.


Auto Benito – Generico

La cifra crece hasta los 39 niños en la localidad de Daimiel donde, al tiempo que sus madres asisten al taller de alfabetización y castellano, seis voluntarios y jóvenes con compromiso de confirmación, realizan con ellos actividades de carácter más lúdico.

En la localidad de Moral de Calatrava son 18 los menores que realizan las tareas del colegio en el taller de Cáritas y que reciben apoyo en las materias en las que tienen mayor dificultad. También hay espacio para el juego y las actividades lúdicas con ellos, mientras sus madres participan en el taller de castellano y de promoción de la mujer.



Además, en esta actividad, las tres voluntarias que lo dirigen están fomentando que los niños de mayor edad apoyen en sus tareas a los más pequeños, creando así un ambiente de confianza entre todos y permitiendo el aprendizaje de lo que significa «responsabilidad».

Cáritas de Campo de Criptana desarrolla también un taller de apoyo escolar en el que actualmente están participando 35 niños los martes y viernes de 16:30 a 18:00 h. Acompañados por 30 jóvenes voluntarios, los niños realizan sus tareas y al final de la tarde tienen un espacio para el juego. Además existe coordinación con los centros escolares de los niños que participan en el taller.

En Villanueva de los Infantes han puesto en marcha una guardería, para niños con edades comprendidas entre los 0 y los 6 años, atendida por una voluntaria titulada en Educación Infantil, un recurso que permite a sus padres acudir a los diversos talleres de Cáritas.

Además, cuentan también con un taller de apoyo escolar pensado para niños y niñas comprendidos entre 7 y 12 años. Se les proporciona apoyo en sus tareas escolares, realizando ejercicios de refuerzo equivalentes a los que hacen en el colegio, en su curso escolar. Este nivel está compuesto por un grupo de ocho escolares y del mismo se encarga un colaborador estudiante de estudios superiores.

El segundo de los talleres, o Aula de Estudio, está dirigido a edades superiores a los 12 años y adultos que se encuentran realizando estudios reglados. Está orientado al refuerzo de sus estudios, aprendizaje, técnicas y seguimiento de los mismos. El grupo está compuesto por 8 adolescentes y 1 adulto.

Cáritas Miguelturra cuenta también con un taller de apoyo escolar a niños de primaria, ESO y bachiller. Se les ayuda en los deberes escolares y en las tareas y dudas que les puedan surgir, dos días a la semana, y al mismo asisten 31 niños.

Además, hay en marcha otro taller para los niños que vienen con las madres asistentes al taller de castellano; están acompañados por jóvenes voluntarios que los entretienen con juegos, historias, películas, etc.

Por último, el proyecto de Apoyo Escolar de Cáritas Manzanares va dirigido a niños con edades comprendidas entre 6 y 12 años, con necesidad de refuerzo en sus procesos formativos y pertenecientes a familias con escasos recursos. El objetivo es crear un espacio para los menores, fuera del espacio familiar, para reforzar tanto su formación como sus hábitos y habilidades sociales.

En el local de Cáritas Interparroquial de Manzanares, siete voluntarias acompañan a 19 alumnos durante una hora y media de martes a jueves, dedicando este tiempo al apoyo en las tareas y el refuerzo en las asignaturas que van más retrasados.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here