cht

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Miguel Antolín, ha presentado el informe realizado por la entidad a raíz de las espumas aparecidas en el cauce del río a su paso por Toledo el pasado 15 de octubre, en el que se asegura que este episodio se debe a dos vertidos detectados en la capital regional, uno de ellos en el colector del Aserradero y otro procedente de la depuradora de Santa María de Benquerencia.



Así lo ha dado a conocer Antolín en rueda de prensa junto al delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio. Según el presidente de la CHT, la entidad ha procedido a incoar tres expedientes sancionadores al Ayuntamiento de Toledo, uno de ellos por el vertido del Aserradero y otros dos por dos incumplimientos en la depuradora de Santa María de Benquerencia. Además, ha añadido que en los análisis han aparecido, entre otras cosas, detergentes en las aguas.

En este punto, ha recordado que el colector del Aserradero costó a las arcas del Estado 2,4 millones de euros, «y por las razones que sea, no se está utilizando». «No se hubieran cometido estos vertidos si funcionara y el problema sería de menor entidad», ha subrayado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre