CCOO de Castilla-La Mancha ha alertado de que de las 275.717 personas que viven de alquiler en la región, el 29% pagan un alquiler excesivo para su nivel de renta al tener que destinar más del 30% de sus ingresos.

«Esto además de dificultar el acceso a una vivienda resulta antieconómico porque retrae recursos que van a parar a manos de rentistas en lugar de destinarse a fines más productivos», ha lamentado la secretaria regional de Empleo y Políticas de CCOO, María de los Ángeles Castellanos, que ha pedido a los gobiernos una regulación ambiciosa en materia de vivienda que asegure los derechos de la mayoría social y ponga coto a la especulación.



«Un derecho básico como es la vivienda no puede resolverse desde el mercado, menos aún cuando vemos las dificultes a las que se enfrenta gran parte de la población para acceder a una vivienda digna a un precio asequible», ha añadido Castellanos que, según ha informado en nota de prensa el sindicato, ha abordado esta cuestión.

Según la responsable de CCOO, para el 54% de los hogares de Castilla-La Mancha los gastos del hogar (incluyendo los préstamos de la vivienda o el alquiler) suponen una «carga pesada». «Un 57% cuando la sustentadora principal es una mujer, un 52% cuando es un hombre y un 69% cuando la persona sustentadora principal está desempleada. Estamos ante un problema grave de acceso a un bien que es un derecho y que se ha convertido en un negocio», ha denunciado Castellanos.



De ahí que CCOO haya reclamado que los fondos europeos deben emplearse para transformar el tejido productivo y favorecer la economía productiva «frente a la especulativa y el rentismo». «Esto, en el caso de la vivienda, pasa por regular y rebajar las hipotecas y los alquileres, tanto por razones de eficacia económica, como porque la contención de precios es una medida fundamental para reducir la pobreza y la exclusión social».

AYUDAS «IRRISORIAS»

Por su parte, el coordinador de Jóvenes de CCOO Castilla-La Mancha, Juan Carlos del Puerto, ha denunciado la «problemática del acceso a la vivienda» para la juventud trabajadora de la comunidad autónoma, donde la tasa de desempleo en menores de 25 años es del 36,79%.



«Si el alquiler mediano en la región es de 436 euros, un año de alquiler son 5.232€, lo que equivale al 74% del salario anual de quienes tienen de 18 a 25 años y el 35% de la juventud de 26 a 35 años. Si miramos los datos de alquiler de Toledo, una persona de entre 18 y 25 años tendría que destinar el 93% de sus ingresos a pagar el alquiler, algo imposible», ha señalado Del Puerto.

En cuanto a las ayudas al alquiler a jóvenes, el responsable de CCOO ha dicho que en la convocatoria de 2020 solo llegaron a 2.097 jóvenes, una cifra «irrisoria».



«Frente a esta situación de clara exclusión de las y los jóvenes en el acceso a la emancipación, pedimos a las instituciones de la región que se redoblen esfuerzos en materia de vivienda, con una ley que garantice el derecho a una vivienda digna y accesible; se paren los desahucios de personas vulnerables; asegurar y ampliar el parque público de alquiler social; regulación de alquileres a precios adecuados a los salarios, así como una participación activa de los agentes sociales en política de vivienda», ha concluido Del Puerto.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre