Castilla-La Mancha se mantiene estable en niveles bajos de incidencia por coronavirus desde hace un par de semanas, y por debajo de la media nacional. De hecho, la región se encuentra en el 4º puesto entre las Comunidades Autónomas con una incidencia menor.

Así lo ha expuesto el director general de Salud Pública, Juan Camacho, quien ha concretado que la región mantiene unos datos de incidencia de 32,72 casos a 7 días, y de 74,33 casos a 14 días. Sin embargo, y a pesar de las buenas cifras, Camacho invita a ser prudentes. «Estamos razonablemente satisfechos por la evolución de las últimas semanas, pero tenemos muy cerca esta cuarta ola que nos golpeaba».



Para el director general, los datos muestran que las medidas restrictivas son efectivas, y ha recordado que los ingresos en hospitales de la región se han mantenido estables. «Más allá de la incidencia, que menos personas precisen de hospitalización es el objetivo final de nuestros esfuerzos», ha añadido.

En cuanto a la vacuna de AstraZeneca, Camacho ha explicado que tras la reunión de la Comisión de Salud Pública de este lunes, se ha acordado por unanimidad reiniciar a partir de mañana la vacunación de las personas previstas con AstraZeneca, así como modificar el límite superior de edad hasta los 65 años y reanudar la vacunación de una parte para completar los grupos esenciales.



Además, desde Sanidad quieren hacer énfases en la seguridad de esta vacuna. De hecho, ayer se publicaba un estudio de EEUU que afirmaba que la vacuna de AstraZeneca podía reducir hasta un 80% la hospitalización por enfermedad grave y hasta un 100% la letalidad. Por otro lado, la Agencia Europea del Medicamento confirma que el balance de riesgo-beneficio de la vacuna es altamente favorable.

VACUNACIÓN EN CASTILLA-LA MANCHA

En Castilla-La Mancha, el ritmo de vacunación continúa por el Grupo 5A, es decir, mayores de 80 años, y se espera terminar en pocas semanas con los mayores de 70 años. Camacho ha explicado que el nivel de vacunación depende de los envíos de las farmacéuticas, y que se espera un acelerón en los meses de abril y mayo, con la llegada de nuevas vacunas.



Por su parte, ha recordado que mañana se retoma la vacunación con los mayores de 55 años y el grupos de policías, guardia civil, bomberos, personal de emergencia, etc; y el jueves comienza la vacunación en el personal de los centros docentes. Con el objetivo de vacunar en el menor tiempo posible, se continuará en sábados, domingos y festivos.

Una vez terminados, quedaría el grupo 7, que recoge a personas con situaciones especiales y, a partir de entonces, comenzarían las vacunaciones por grupos de edad.



Para finalizar, Camacho ha pedido colaboración y responsabilidad ciudadana: «vamos a intentar que sea una Semana Santa lo más saludable posible», ha aseverado, añadiendo que ahora que las vacunas empezarán a llegar masivamente, «empieza la carrera».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre