El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado que la región ha repartido en los últimos dos días un total de 200.000 mascarillas en todos los centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunidad Autónoma, si bien ha reconocido preocupación por la falta de material, en concreto Equipos de Protección Individual y test de la enfermedad.

Según ha dicho, todo el material recibido tanto vía compra como recepción desde el Estado se está poniendo a disposición de los profesionales.



«No tengan duda de que hacemos el reparto con esfuerzo, compartido con toda España, toda Europa y todo el mundo. No estamos solos ante el virus. La compra y el aprovisionamiento afecta a todos», ha indicado.

Sobre los test, ha avanzado que podrán disponer del test rápido desde el Ministerio de Sanidad para dedicarlos a profesionales y pacientes preferentes. «Creo que a lo largo de la semana tendremos un empujón importante en el aprovisionamiento, y podremos diagnosticar más rápido», ha adelantado.

900 camas hospitalarias libres pero preparados por si se necesitara acudir a la sanidad privada

Jesús Fernández Sanz, ha informado de que todavía restan 900 camas hospitalarias libres en toda la región para hacer frente a la expansión del coronavirus, además de 49 camas en Unidades de Cuidado Intensivo, si bien ha reconocido que se está preparando por si se agravara la situación y fuera necesario recurrir a camas de la sanidad privada en una segunda fase, o incluso a estancias no sanitarias, como residencias de estudiantes u hoteles.

En rueda de prensa, ha recordado que la región tiene «todos los planes de contingencia en marcha» con tres fases, que pasan por responder primero solo con sanidad pública, recurrir en segunda instancia a la sanidad privada, o, llegado el caso sumar instalaciones no sanitarias.

En el caso de que fuera necesario llegar a esa tercera fase, ha reconocido que la región ya se aprovisiona de material para poder equipar estancias no sanitarias.

«La respuesta en este momento en el sistema público está siendo del cien por cien. Tenemos cerca de 1.500 urgencias menos que la pasada semana, porque están dando fruto las decisiones de contención y porque la gente entiende que nos tenemos que dedicar al virus», ha afirmado Fernández Sanz.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre