El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado que este martes el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma se reunirá para analizar y revisar los criterios del estado de alarma para adaptar este paraguas normativo a la realidad de la región, manteniendo el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas. El presidente regional, Emiliano García-Page, ha confirmado, de su parte, que por el momento no habrá más cambio que ese ni ninguna limitación añadida a la que ya ha planteado el Gobierno.

Según ha indicado Fernández en el transcurso de la Comisión de Seguimiento del avance de la pandemia las premisas blindadas en el decreto del estado de alarma son las que Castilla-La Mancha venía reivindicando.


Advertisement

Asimismo, ha explicado que a lo largo de este lunes se mantendrán más reuniones, «tanto técnicas como sociales» para consensuar respuestas a las posibles dudas que surjan de la normativa aprobada en la tarde de este domingo por el Gobierno nacional.

En la reunión han estado presentes la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal; el director general de Salud Pública, Juan Camacho; el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros; la directora general de Atención Primaria, Natalia Valles; la directora general de Cuidados y Calidad, Begoña Fernández; la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección, Carmen Encinas; el responsable de la Desescalada en Castilla-La Mancha, Juan José Criado; y el coordinador de Atención Sociosanitaria en residencias.

NUEVAS MEDIDAS SEGÚN LOS DATOS SANITARIOS


Advertisement
Advertisement

Posteriormente, en una rueda de prensa para dar cuenta de la reunión de la Conferencia de Presidentes, el presidente regional, Emiliano García-Page ha confirmado que el Consejo de Gobierno analizará este martes en una «sesión prolongada» todas las decisiones y, ya por la tarde, se reunirá con las diputaciones, la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) de la región, la Delegación del Gobierno y los agentes sociales, empresarios y sindicatos, para analizar «posibles escenarios». Además, el miércoles habrá una nueva reunión entre los consejeros y el Gobierno central.

«Queremos ir de menos a más. Hoy estamos a la mitad del problema que tuvimos», ha reseñado García-Page, que no ha querido ocultar que «esta mitad que tenemos hoy de problema, que tuvimos por la irradiación de Madrid al principio, es también grave; no estamos para relajarnos ni para despreocuparnos».


Advertisement

En cuanto a las medidas que prevé adoptar la región, ha señalado que hasta el día de hoy el decreto aprobado por el Gobierno de España es aplicable de forma literal, incluido el toque de queda y la limitación horaria que establece pero, por el momento, «no hay más cambio que ese. No hay ninguna limitación añadida a la que ya ha planteado el Gobierno».

En todo caso, ha avanzado que las que se puedan tomar en el futuro se pondrán en marcha «en colaboración con otras instituciones», hablando, escuchando y dialogando y siempre «en proporción clara» a los datos que lleguen del sistema sanitario. Si esos datos obligan a tomar medidas «las vamos a tomar, no nos va a temblar la mano, pero tampoco queremos que le tiemble a nadie», ha destacado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here