El Gobierno de Castilla-La Mancha, según ha avanzado su consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, está desarrollando un plan de agilización del sistema de valoración de la dependencia para que pueda llegar de forma «más ágil y más fácil» a todas las personas.

En rueda de prensa, junto a la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, para informar de los acuerdos aprobados esta semana por el Consejo de Gobierno, Sánchez ha explicado que este plan promoverá un modelo de valoración profesional en vez de valoración presencial.



De tal forma –ha señalado– que las valoraciones del sistema de dependencia se puedan realizar por los informes especializados de los profesionales sanitarios y sociales cuando se encuentran estas personas en una situación grave, sin necesidad de que los valoradores se tengan que desplazar a los domicilios de las personas.

Por tanto este plan, ha continuado la titular de Bienestar Social, que prima la valoración profesional en vez de la valoración presencial para los casos graves, «nos va a permitir acelerar la incorporación de personas al sistema de dependencia».



El objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha –ha afirmado– es mejorar la calidad de vida y el bienestar de todas las personas que se encuentren en situación de dependencia de la Comunidad Autónoma.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre