labrador

Un total de 3.597 mujeres de Castilla-La Mancha reciben protección de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por violencia de género a fecha de 30 de junio de 2013.



Así lo ha apuntado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, en la inauguración este lunes de unas jornadas de estrategia, formación y coordinación institucional en materia de violencia de género dirigidas por y para guardia civiles, para unidades contra la violencia de genero de la Subdelegación del Gobierno en Castilla-La Mancha y para todos los profesionales que trabajan en los centros de la mujeres de las diferentes localidades de la región.

Estas jornadas, que se han inaugurado en Toledo y se van a realizar en toda Castilla-La Mancha, están basadas en la cooperación institucional entre el Gobierno regional y el Gobierno de España para mejorar y coordinar la atención y la asistencia de las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos. Asimismo, estas reuniones, las primeras que se realizan a este nivel, se harán extensible en 2014 al Cuerpo Nacional de Policía junto con la Policía Local, tal y como ha asegurado Labrador.

«Estas jornadas se deben al convencimiento de los Gobierno de que la lucha contra la violencia sobre la mujer exige un proceso de mejora continua sobre la asistencia y el apoyo ofrecido y sobre todo para masificar la eficacia de este sistema que necesita aunar esfuerzos coordinar respuestas y atención y aprovechar las actuaciones para mejorar», ha apuntado el delegado del Gobierno en la región.

De esta manera, los profesionales que participarán en dicha jornadas debatirán sobre las actuaciones de las distintas administraciones y sobre los problemas con los que se encuentran los Cuerpos de Seguridad para hacer efectivo su trabajo. Este plan de formación participativa sobre cuestiones psicológicas, sociales y jurídicas, estará compuesta además por una parte teórica y con debates sobre las cuestiones planteadas.

Estas reuniones para coordinar y mejorar la eficiencia cobran especial importancia en la región, donde 3.597 mujeres tiene protección y donde más del 70 por ciento de las órdenes de protección incoadas han asido incorporadas de forma efectiva. No obstante, ha matizado Labrador, pese al esfuerzo en lo que va de año 36 mujeres han sido asesinadas en España, dos de ellas en Castilla-La Manchas: en Albacete y Ciudad Real.

Asimismo, 37 hombres de la región poseen dispositivos electrónicos de seguimiento y 359 cumplen condena en centros penitenciarios de la Comunidad, aunque no todos son de Castilla-La Mancha.

UN 97% MÁS DE AYUDAS

En este contexto, Labrador, que ha estado acompañado por el general jefe de la segunda zona de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha, Alfredo González, ha afirmado que «no se entiende una sociedad respetuosa y democrática sin la erradicación de la violencia contra las mujeres», por lo que, a su juicio, a pesar del progresivo avance del sistema de protección y de asistencia por parte de las Administraciones «todavía tenemos mucho camino por recorrer».

Así pues, Labrador ha avanzado la intención de poner en marcha un Plan Rural de Prevención y Lucha contra la violencia de género que se unirá las diferentes actuaciones puestas en marcha como la justicia gratuita y cursos de autoprotección, planes de seguridad, primeros auxilios y de defensa personal organizados por el Instituto de la Mujer y las distintas Diputaciones o el servicio telefónico en el que hay 528 mujeres dadas de alta.

Además, de estos avances el delegado del Gobierno en la región ha señalado el «aumento considerable» de las ayudas por renta activa de inserción de más de 420 euros mensuales que reciben las mujeres víctimas y que presentan dificultades para acceder a un empleo. De esta manera, en el primer semestre de 2011 esta ayuda supuso un importe de 1,7 millones de euros, mientras que en 2013 se han elevado en un 97,69 por ciento con 3,5 millones de euros.

Finalmente, Jesús Labrador ha concluido su intervención apuntando que no es posible una sociedad libre si no se logra igualar a todas las personas. «La violencia es un problema que nos afecta a todos» pero, ha añadido, «de la violencia de género se puede salir, hay mucha gente que ha salido y con el trabajo de todos se podrá acabar con esta lacra que nos abruma».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre