Cañizares, en rueda de prensa- 220414

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Francisco Cañizares, ha afirmado hoy que “estando Page en los gobierno socialistas de Castilla-La Mancha, todos los hospitales nuevos que se hicieron salieron con los servicios no sanitarios privatizados”.


Advertisement

En rueda de prensa, el dirigente popular se ha referido en estos términos a la Proposición de Ley de Consolidación y Mejora del Sistema Sanitario de Castilla-La Mancha anunciada por el PSOE. Cañizares la ha calificado como “la ley antigobierno socialista de Page”, y es que –ha asegurado- cuando Page formaba parte de los gobiernos socialistas de la región se privatizó prácticamente todo en sanidad.

En este sentido, el parlamentario ha recordado que en la etapa socialista, en los quirófanos de hospitales públicos se contrataba a médicos privados para que operasen y también que en la planificación del PSOE en 2005 para el nuevo Hospital de Toledo, se planteaba la privatización de hasta 14 servicios. Cañizares ha lamentado que el portavoz de Sanidad del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, hable ahora de esta proposición de ley cuando era él, en su época de delegado de la Junta, quién más cheques firmaba a las clínicas privadas, “nos encontramos cuando llegamos al Gobierno más de 200 millones de euros sin pagar a clínicas privadas por el gobierno socialista”.



Para el portavoz popular estas declaraciones del PSOE están en la línea del desorden que vive el partido socialista. En este sentido, se ha referido a las declaraciones que a finales de la semana pasada hizo el Secretario General del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un encuentro con ASISA, donde habló de lo importante que era la complementariedad del sistema público y privado en sanidad, “no sé si Page les acompañará en esta propuestas o será una corriente más radical del PSOE, ya de por sí radicalizado”. Y -ha añadido- “lo único que pretenden es tapar el fracaso de la convocatoria de huelga de la sanidad de ayer en Toledo, y el escasísimo seguimiento que tuvo”.

La reforma fiscal beneficiará a los castellanomanchegos


Advertisement

El portavoz popular se ha referido a la reforma fiscal planteada por el Gobierno de Mariano Rajoy asegurando que tiene “elementos extraordinariamente positivo” para el desarrollo económico de nuestra región. Una reforma, ha asegurado Cañizares, que “va en el camino emprendido por la presidenta Cospedal de dejar el máximo posible de la renta en manos de los ciudadanos para que se incremente el dinero disponible en sus bolsillos, se produzca mas consumo y con ello la creación de empleo y riqueza”.

El dirigente popular ha destacado que esta reforma afectará de forma especial y extraordinaria al 75% de los contribuyentes que tienen rentas anuales por debajo de los 24.000 euros, “beneficia a las rentas medias y bajas”. En este sentido, ha asegurado que en Castilla-La Mancha esta medida es más que importante ya que nuestra región nunca ha ocupado puestos altos de renta per capital,tras 30 años de gobiernos socialistas y de fracasadas políticas económicas que han puesto a Castilla-La Mancha a la cola en este sentido.

Francisco Cañizares ha reseñado también que esta reforma pone de manifiesto la diferencia entre las políticas del PSOE y del Partido Popular y ha asegurado que cuando concluya, en 2016, “nos encontraremos un sistema fiscal en el que las rentas medias y bajas pagaran menos que en 2011 y las rentas superiores a los 100.000 euros paguen más”. Y- ha añadido- “el Gobierno del PP gravará más a las rentas altas frente a lo que venía haciendo el PSOE cuando gobernaba, por lo que queda claro la demagogia de los socialistas en este sentido”.

Asimismo, el portavoz ha asegurado que a la reforma fiscal le llegan dos críticas, la del PSOE que dice que no se bajan los impuestos y la de la Unión Europea que pone en duda el cumplimiento del déficit con esta medida, “las dos críticas no son posibles, y demuestran que el PSOE de nuevo miente”.



Por último, Francisco Cañizares, ha destacado que además de que los contribuyentes con rentas medias y bajas pagarán un 23,5% menos de IRPF, la reforma incorpora otros beneficios sociales como un fuerte aumento de los mínimos familiares, hasta el 32%. A esto se suman otras medidas, se mantiene la ayuda de 100 euros al mes para madres trabajadoras; se crea una nueva deducción de 1.200 euros al mes para las familias con personas con discapacidad o que un contribuyente que gane 17.000 euros con un hijo discapacitado tendrá una rebaja del 63%. “Medidas que van relacionadas con la justicia y en apoyo a los que más lo necesitan”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here