El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado cuenta de la tramitación de ocho nuevas plantas de energías renovables que se van a instalar en la región, que se van a ubicar cuatro en Altarejos (Cuenca), dos en Talavera de la Reina (Toledo), y otras dos en Almansa (Albacete).

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha destacado que, «es un ejemplo más de la apuesta que está llevando a cabo el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page por hacer de nuestra región una comunidad sostenible que impulsa las energías limpias para favorecer un modelo respetuoso con el medio ambiente, a la vez que reducimos la emisión de CO2 a la atmosfera contribuyendo a mitigar los efectos del cambio climático, e impulsamos la creación de empleo de calidad que dinamizan las zonas donde se instalan las plantas de renovables».



Respecto a las nuevas plantas, las cuatro que se instalaran en Altarejos (Plantas fotovoltaicas de Turbón, Aspe, Aitana, y Bañuela) ya cuentan con autorización administrativa para su construcción pendiente de los últimos trámites urbanísticos, ha informado la Junta en un comunicado.

Estas infraestructuras incrementarán en 200 megavatios el mix regional de potencia instalada (la energía eléctrica equivalente al consumo energético total de unas 40.000 viviendas al año), a razón de 50 Mw cada una. Contarán con una inversión estimada cercana a los 100 millones de euros y durante su construcción podrían generar hasta 400 empleos.



Las dos nuevas plantas fotovoltaicas que se están tramitando para instalarse en Talavera de la Reina tendrán una potencia instalada de energía eléctrica renovable de 9 megavatios entre las dos (a razón de 5 y 4 Mw cada una de ellas). Para la construcción de ambas la inversión estimada se puede aproximar a los 4,5 millones de euros, y los empleos que pueden generar durante su construcción rondarían los 30 directos.

Por último, las dos plantas fotovoltaicas Almansa I y Almansa II llevan una potencia instalada de energía eléctrica de 8 Mw entre ambas, y una previsión de inversión de más de 3 millones de euros y más de 25 empleos durante su construcción.

POR ENCIMA DE LA MEDIA NACIONAL EN «RENOVABLES»



Castilla-La Mancha tiene casi 7.000 Mw de potencia instalada de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, lo que representan el 75 por ciento del total de su energía eléctrica, situándola 24 puntos porcentuales por encima de la media nacional en cuanto a potencia eléctrica instalada proveniente de energías limpias.

De estos 7.000 Mw, 1.946 Mw corresponden a energía fotovoltaica, donde la comunidad es puntera en España; 3.878 mw corresponden a energía eólica, donde Castilla-La Mancha ocupa la segunda posición del ranking nacional de potencia instalada de esta energía limpia; ese mismo segundo puesto ocupa la región con 140 Mw de potencia instalada de las denominadas «otras renovables» (biomasa, biogás y geotermia); y el tercero en energía termosolar con 349 Mw.

De cara al año 2021, la Comunidad Autónoma tiene una previsión de crecimiento de 1100 Mw en su potencia instalada de energías renovables, que traerán aparejadas inversiones de más de 550 millones de euros y más de 2.000 empleos directos durante la construcción de nuevas plantas de energías limpias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here