Toledo, 30-07-2015.- Consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz Martín. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)
Toledo, 30-07-2015.- Consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz Martín. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a interponer un requerimiento de incompetencia ante el Consejo de Ministros para solicitar la derogación de los artículos 1 y 2 del Real Decreto del pasado mes de agosto por el que se fijó el ámbito territorial de las demarcaciones hidrográficas, en concreto de la del Júcar.

Así lo ha indicado en la rueda de prensa para dar a conocer los asuntos del Consejo de Gobierno la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, quien ha explicado que este requerimiento se refiere a la decisión por la que se incluyeron en la demarcación hidrográfica del Júcar diferentes cuencas intracomunitarias pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Valencia.



Según ha señalado la consejera, esta decisión aprobada por el Consejo de Ministros «vulnera el artículo 149.1.22 de la Constitución, ya que «ha regulado competencias que son únicas y exclusivas de la Comunidad Valenciana».

«Son cuencas como la del Vinalopó, el Alacantí o Marina Baja», ha indicado De la Cruz, que ha recordado que en el 2013 se incorporaron en el Júcar «aunque no son del Júcar» de forma provisional y que en los planes hidrológicos «se ha venido a perpetuar la inclusión de estos sistemas dentro del propio sistema del Júcar».

«RESTA PRESENCIA» A C-LM

Así, ha indicado que con la inclusión de estas cuencas dentro del sistema del Júcar se «resta presencia» de Castilla-La Mancha en la Confederación del Júcar. Actualmente la región tiene seis representantes y si no se incluyeran estas cuencas podría tener dos representantes más y «mayor poder de decisión».

A ello ha añadido que afecta también a las propias demandas dentro del sistema del Júcar. «Las demandas de la cuenca cedente se ven mermadas al incluirse cuencas que son de otra comunidad y que nada tienen que ver con el sistema Júcar», ha agregado.

También ha señalado que derivaciones de agua que se están llevando a cabo hacia el Vinalopó y el Alacantí se están considerando como derivaciones dentro de la propia cuenca, «cuando en realidad son trasvases entre cuencas de diferente ámbito».



Por último, De la Cruz ha indicado que se comprometan las demandas de agua para el desarrollo tanto del regadío como la industria agroalimentaria y ha puesto así como ejemplo a Champinter, en Albacete, asegurando que esta empresa «puede verse comprometida si no se sacan estas cuencas que pertenecen a otra comunidad autónoma».

«DEMANDA HISTÓRICA»

Se responde así, ha señalado la consejera, a una «demanda histórica» de la Junta Central de Regantes y de todo el sistema Júcar de Albacete. «Es una situación inaudita en España para mermar la representación de la confederación de los miembros de la región y restar los derechos sobre agua de la cuenca cedente», ha señalado.

La consejera, de otra parte, ha sido preguntada por los tres últimos trasvases aprobados por el Gobierno central, para señalar que las circunstancias climatológicas «permiten aventurar» que los pantanos no se van a llenar lo suficiente «como para que se puedan trasvasar 60 hectómetros en tres meses consecutivos sin bajar de la línea de los 400».

«Si eso es así tendríamos argumentos legales suficientes para volver a recurrir esos trasvases e incluso para pedir medidas cautelares antes de que se baje de esa línea de los 400 hectómetros», ha indicado la consejera de Fomento.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre