El Gobierno de Castilla-La Mancha va a incluir en los próximos presupuestos de 2018 unas ayudas de 4.000 euros a los niños huérfanos de madres asesinadas a causa de la violencia machista.



Así lo ha anunciado el presidente regional, Emiliano García-Page, durante el acto celebrado este viernes en Torrijos (Toledo) con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en el Palacio Pedro I de la localidad toledana.

«Vamos a poner nuestro granito de arena. Con los presupuestos de 2018 entrarán en vigor unas ayudas de 4.000 euros a niños que se han quedado sin madre con motivo de la violencia machista», ha aseverado García-Page, que ha valorado «el esfuerzo» que hacen familiares como los abuelos con los menores que han perdido a sus madres por esta lacra.



En este sentido, ha lamentado que no haya fructificado a nivel nacional un cambio legislativo que permitiera que estos niños «cobren una pensión» por este motivo. «Tiene que haber solidaridad por parte de todos», ha agregado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre