El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha reaccionado tras conocerse la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) planteada este miércoles por la Comisión Europea, asegurando que celebra la «música» que se desprende del texto y defendiendo que la Comunidad Autónoma «comparte sus planteamientos».



En declaraciones a los medios desde las Cortes regionales, Martínez Arroyo ha recordado que el Gobierno regional «ya ha hecho los deberes» de cara a la futura negociación de la política común que se extenderá desde 2021 y por siete años de duración, ya que desde su departamento ya se han reunido con «interlocutores» del sector para «definir la posición común» castellano-manchega.

«Nos gusta la música de la Comisión Europea porque va en la dirección de nuestros planteamientos y prima a los agricultores de verdad por encima de los agricultores de sofá», ha dicho Martínez Arroyo, quien ha añadido que fijando un techo en las ayudas por explotación se podrá dedicar el dinero sobrante «para la incorporación de jóvenes al campo».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre