banco alimentos guadalajara

El Banco de Alimentos de Guadalajara ha vuelto a ser el objetivo de los ladrones, ya que en apenas un año ha registrado un cuarto robo. En esta última ocasión los autores se han llevado el cableado de cobre de la instalación eléctrica que se reponía en el almacén y cuyo valor económico ha sido estimado en unos 5.000 euros.



Pese a lo sucedido, la presidenta del Banco de Alimentos de Guadalajara, Carmen Hombrados, prefiere seguir mirando hacia adelante y ha asegurado a Europa Press que ni las dificultades que les ha ocasionado la falta de luz ni otras les van a impedir seguir trabajando para ayudar a las personas con necesidades.

Los ladrones se han llevado esta ocasión más de 500 metros de cable de cobre que se iba a utilizar para realizar la acometida de luz en el almacén del Banco de Alimentos, en el polígono del Henares, después de llevar casi un año sin luz desde que robaran el transformador.

En esta ocasión, debido a la lluvia, se suspendieron los trabajos, y se dejó el cable fuera, a la entrada del almacén, para colocarlo cuando dejara de llover pero antes de iniciar de nuevo la tarea se lo llevaron.

Hombrados ha lamentado que el seguro no les cubra esta sustracción porque el cable estaba en la calle, pero ha explicado que la empresa que lo está instalando les ha dado facilidades. «Le hemos pedido que aguante un poco hasta que tengamos dinero».

Durante este tiempo, desde el Banco se ha seguido trabajando pero en menor medida con alimentos frescos, pero tras este último suceso ya tienen la instalación que precisaban para seguir funcionando. En el primer trimestre de este año han atendido a algo más de 12.000 personas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre