El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha avanzado que desde su departamento se está avanzando en el camino de suscribir convenios con ayuntamientos de la cuenca del Alto Guadiana para abrir el primer ramal de la Tubería Manchega «de manera eficiente», algo que espera pueda ser una realidad este año 2020.

En una entrevista en el programa ‘A pie de Campo’ de Jorge Jaramillo en Radio Castilla-La Mancha, Martínez Arroyo ha dicho que esta intención podría consumarse «si los ayuntamientos quieren», y el objetivo es poder sumar entre 80.000 y 90.000 habitantes en estos acuerdos.



Cuando consigan ese grado de adhesión, empezará el suministro de agua superficial a estos municipios que por el momento se abastecen de agua del acuífero. «Y en cuanto empecemos a llegar a acuerdos, empezaremos a trabajar en la regulación de las explotaciones prioritarias».

Al llegar a ese punto, ha reconocido que habrá que abordar «cuestiones más complejas», ya que a la hora de regularizar explotaciones prioritarias «hay cuestiones jurídicas por resolver, como ver quién es prioritario».

«Tenemos 1.600 pozos. Veremos cuántos siguen siendo prioritarios, pero hay compromiso de la administración y estos años tenemos que resolver el problema de estos agricultores que dependen de la Tubería Manchega», ha agregado.

MESA DEL AGUA

Martínez Arroyo ha confiado en que la Mesa del Agua, que ha celebrado su primera reunión este viernes, sea un foro «permanente» y no renuncia a conseguir «una posición común para defender los intereses sin confrontación y desde la solidaridad».



Este punto hace a Castilla-La Mancha «mejor como región», y entiende que es su responsabilidad «liderar» este proceso. Ahora hay «dos grandes cuestiones políticas» en la Comunidad Autónoma, y una de ellas es «el trasvase», que ha de ser «solo para consumo humano, no solo para el Levante, sino para el Alto Guadiana» a través de la Tubería Manchega.

«Vamos a poner todos nuestros esfuerzos para tener acuerdos con los municipios del Alto Guadiana para que llegue el agua a través de la tubería manchega para que tengan aguas superficial de más calidad».

«DIFICULTADES» PARA NEGOCIAR LA PAC

En otro orden de cosas, el titular de Agricultura castellanomanchego ha reconocido las dificultades de las negociaciones entre comunidades autónomas para el reparto, si bien ha puesto de manifiesto que aún no se sabe cuánto dinero va a haber para la PAC, pero hay que tener claro que «hay que utilizarlo bien», ayudando a agricultura familiar, a la incorporación de jóvenes o a las pequeñas explotaciones.

«Estoy convencido de que tensiones va a haber. Son ayudas a todos los agricultores de la Unión Europea y no hay que hacer una aproximación territorial a la distribución de los fondos, pero es verdad que no hay que discriminar a unos agricultores frente a otros», ha afirmado.



Esto pasa por una «convergencia real» en el pago de la PAC, así como por el abandono a los derechos históricos o disminución de regiones de referencia, «donde el secano, regadío, leñosos y pastos sean iguales en todos los lugares».

Este extremo «haría justicia», toda vez que en Castilla-La Mancha la ayuda media es menor en comparación con la media nacional.

FAVORECER AL OLIVAR DE SECANO



Martínez Arroyo ha sugerido, de otro lado, «primar» en las ayudas a quienes más hacen por el medio ambiente, reflexionando al respecto de una mayor ayuda al olivar tradicional de bajo rendimiento o de secano frente al olivar intensivo.

Para el consejero, «no puede ser que haya más ayudas desacopladas para regadío», y en el caso del olivar «es imprescindible, ya que vertebra el territorio en el sur del país».



«La mitad del país existe gracias al olivar. Tiene un efecto social importante. Y si no hay ayudas se va a abandonar. Defendemos ayuda acoplada para el olivar de bajo rendimiento. No las ha tenido en esta PAC y espero que en la próxima sea prioritario», ha deseado.

ALMACENAMIENTO DE ACEITE

Tras la tercera subasta del aceite almacenado, ha considerado que la PAC tiene que traer nuevos «instrumentos» para regular mercado.

El aceite ahora «tiene que evitar los dientes de sierra en el precio que tiene el consumidor en exceso», ya que si sube mucho la gente «se pasa a otros aceites, como el de girasol».

Para evitarlo, sugiere «mecanismos de mercado» que ahora no existen. La última subasta ha ayudado a retirar mucho producto de las almazaras y esto «debería ser beneficioso» para los productores, pero aunque es «una parte de la solución, no es toda la solución».

«Hay que pensar en conjunto, y el movimiento cooperativo es fundamental. Oleotoledo y Montes Norte tienen que trabajar como una maquinaria bien engrasada que comercialice de manera conjunta», ha sugerido Martínez Arroyo, quien ha desvelado que se ha trabajado de la mano de los productores en este camino.

BREXIT Y EXPORTACIONES

En el escenario «más optimista» tras el Brexit, podría haber un acuerdo de financiación entre todos los actores este mismo semestre, lo que supondría que «unos y otros habrán llegado a un consenso» en cuando a las aportaciones.

Para España es «importante» que se mantenga el presupuesto, ya que gracias a la PAC «el saldo con la UE a veces es positivo» y como Estado se recibe más de lo que se aporta.

Otro de los puntos preocupantes para Martínez Arroyo es el nuevo escenario de mercado con el Reino Unido tras consumarse su salida, lo cual habrá que abordar entre ambos países.

El titular de Agricultura espera que las exportaciones agroalimentarias no se vean resentidas hasta que se reformule un acuerdo comercial. «Para nosotros el mercado británico es fundamental. Espero que no haya problemas y confío en que nuestro vino y aceite sigan entrando con facilidad en el mercado británico, porque si no, el propoio Reino Unido tendría un problema de desabastecimiento», ha expresado.

EL QUESO DARÁ «BUENAS NOTICIAS» EN ESTADOS UNIDOS

Al hilo de este problema, ha hecho referencia a los aranceles de Estados Unidos, y ha apuntado que el queso «puede dar buenas noticias», ya que es un producto «con argumentos que pueden convencer allí porque no tiene competidor» en el país norteamericano.

Así, ha dicho que incluso ya está entrando el producto pese a los aranceles. Se trata de un producto «gourmet» en el mercado de Estados Unidos por el que incluso los consumidores pueden estar dispuestos a pagar la subida de precio derivada de la política arancelaria.

«Ya hemos puesto en marcha programas de promoción del queso manchego, y en febrero lo promocionaremos en el metro de Madrid y en medios de comunicación con una contribución de 100.000 euros para que aumente el consumo», ha avanzado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here