Este viernes se celebra en Albacete la Mesa Regional del Agua en la que van a asistir cerca de 200 personas que representan a todos los sectores de Castilla-La Mancha y en la que va a participar el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que asegurado que «es muy difícil lógicamente» llegar a un acuerdo en la primera reunión.

Asimismo, ha confirmado que van a participar todas las entidades de la región ya que el «agua es fundamental para el futuro de Castilla-La Mancha» y espera que la reunión sea productiva ya que desde su Consejería van a partir «de un documento con el que se ha trabajado ya en la legislatura pasada.


Advertisement

Se trata de un documento que, según ha explicado, «busca el consenso, evidentemente desde una posición no maximalista», a lo que ha añadido que no pretenden que haya «enfrentamientos con territorios ni con otros agricultores» sino que simplemente quieren «defender los intereses de los ciudadanos de la región».

«Tenemos que concluir con un documento que de verdad defienda nuestros intereses desde el planteamiento de mano tendida al resto del país porque es necesario llegar a un acuerdo sobre el agua», ha desarrollado el consejero.

MESES DE DIÁLOGO POR EL RÍO JÚCAR



El consejero ha aprovechado para explicar que los próximos seis meses van a ser de diálogo y que se van a definir bien los caudales ecológicos; además ha confirmado que en el Júcar se van a mantener los 100 hectómetros cúbicos para la sustitución de bombeos, lo cual ha considerado que es «muy importante» para Castilla-La Mancha y para la transformación de los regadíos del Canal de Albacete.

Estas obras las ha valorado como «fundamentales» y ha asegurado que está convencido que se va a trabajar «de la mano con la Confederación Hidrográfica» ya que actualmente «hay mucha sintonía con el ministerio para la transición ecológica».


Advertisement
Advertisement

El consejero ha explicado que ya se está trabajando en todos los aspectos que tienen que ver con todas las cuencas hidrográficas de la región y particularmente con el Júcar. Por ello espera que en el proceso de diálogo «se pueda llegar a acuerdos y Castilla-La Mancha sea reconocida y reconocible en las decisiones que finalmente se tomen para que nuestros regantes puedan tener su futuro garantizado».

Para que esto suceda, ha dicho que se pretende que haya «más regantes, mejores explotaciones agrarias y un sector más competitivo» y para eso ha valorado que es necesario el agua ya que se trata de un «elemento imprescindible para el futuro de la región».

Asimismo, ha valorado que en Castilla-La Mancha el sector agrario es «muy competitivo» y ha aplaudido el que los datos que han salido recientemente «lo demuestran» ya que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha conseguido incrementar la renta agraria en los últimos años de manera consecutiva e incluso ha destacado que el pasado año, ya con el salario mínimo interprofesional en vigor, se ha incrementado el trabajo de asalariados en el sector agrario.

Un incremento que ha destacado ya que ha asegurado que hay la mitad de desempleo que el que había con María Dolores de Cospedal en el sector agrario en el campo, a lo que ha añadido que a excepción de un mes «se ha conseguido reducir el desempleo en los asalariados del campo».

El consejero ha argumentado que se quiere conseguir que «el agua ayude a tener una comunidad autónoma más próspera» y eso, según ha explicado, «pasa por que los 120.000 agricultores y ganaderos tengan acceso a un recurso del que depende su futuro y el nuestro».

MANIFESTACIONES DE LOS REGANTES EN ESPAÑA

Arroyo ha valorado que las manifestaciones de los regantes en España tienen un planteamiento de reivindicar mejores precios para los agricultores y ganaderos y ha asegurado que él mismo comparte dicha reivindicación.



Un problema que ha asegurado que «no está en Castilla-La Mancha» pero es consciente de la necesidad que tienen los agricultores y ganaderos de recibir «un precio justo por sus productos», a lo que ha añadido que es un «compromiso de todos».

En relación al río Tajo ha explicado que están en diálogo con el Ministerio para la Transición Ecológica ya que tiene unos caudales «insuficientes en su paso por Aranjuez» y el que haya una mayor transición «es la única manera de garantizar la biodiversidad del río. «Esta es una reivindicación que va a ser siempre bandera de Castilla-La Mancha y va a estar presente mañana en la mesa regional».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here