Este viernes el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha lamentado la muerte de cuatro linces en Castilla-La Mancha que recientemente han sido asesinados a manos de cazadores. A pesar de ello, ha catalogado a Castilla-La Mancha como una región de «referencia del animal» donde, hasta el momento, han nacido en estado salvaje 70 linces, cifra que «se va a intentar incrementar».

Así se ha pronunciado durante una visita a Mercadona, en Albacete, momento que ha aprovechado para afirmar que «hoy es un día triste» puesto que todavía hay gente que pretende acabar con la especie del lince y esto «contribuye muy poco al progreso de la sociedad».



El consejero ha confirmado que Castilla-La Mancha se siente «muy orgullosa de haber recuperado una especie en peligro de extinción como el lince» y que se ha hecho «un esfuerzo a nivel económico pero también de medios, los cuales se han puesto a disposición de la recuperación del lince en nuestra región».

«El objetivo está conseguido», ha concluido el consejero de Agricultura, «puesto que el trabajo y esfuerzo realizado han logrado que se haya recuperado la especie». En este sentido, ha valorado que el programa ‘Life Iberlince’ esté siendo un «éxito».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre