La situación que atraviesa el sector vitivinícola castellano-manchego; una situación que UPA CLM viene denunciando desde el mes de agosto del año pasado, sigue sin encontrar una salida clara. Así lo ha expuesto el responsable de Vino de UPA, Alejandro García-Gasco Alcalde, en la Interprofesional de Vino celebrada en fechas recientes. En esta reunión se ha analizado la situación que atraviesa el sector y la organización agraria ha expuesto una serie de medidas que, alejadas de exageraciones, deberían implementarse con urgencia.

Entre otras, desde UPA CLM se reclama la destilación de crisis, con un volumen que ya se decidirá en función de las necesidades del sector, pero “con unos precios ambiciosos. Hay que reunirse con el sector alcoholero para ver su disposición, cuánto están dispuestos”, insisten desde UPA. El almacenamiento, tal y como se ha comprobado, solo traslada el problema a medio y corto plazo.



Asimismo, desde UPA apuestan por la vendimia en verde, “eso sí, con correcciones y con plazos adecuados para que ayude a su rentabilidad. Estamos convencidos de que bien ejecutada, para que no llegue a elaborarse como vino, orientada a evitar problemas y presiones en el mercado, la entendemos como más efectiva que el almacenamiento”, ha defendido García-Gasco.

La organización agraria considera que las distintas administraciones deben ser más ambiciosas y trabajar en rebajar más los topes de producción del Real Decreto del año pasado, “recordamos, los 18.000 kilos para variedades tintas y 20.000 para variedades blancas”. UPA considera que se debe reducir todavía más, trabajar para corregir el desfase entre oferta y demanda, que la necesidad de equilibrio serviría para pelear y trabajar para que el vino tenga y cubra los precios de la uva, los costes de producción.



Asimismo, dentro de las propuestas de UPA, se considera que el Real Decreto debe modificar para que los subproductos no vayan a alcohol de boca, solo industrial. “Es importante esta modificación. Sin olvidar que se debe trabajar para la trazabilidad, y el control de rendimientos”, inciden desde UPA que animan a lanzar un mensaje al viticultor ahora que se realiza la poda. Para tener expectativas y saber cómo realizarla. “El sector necesita medidas excepcionales en este momento excepcional. Y trabajar en el futuro del sector y la viabilidad del futuro de nuestras explotaciones”, algo que lleva repitiendo de manera constante la organización agraria desde hace tiempo. Y desde el inicio de la pandemia más, si cabe.

En la reunión de la Interprofesional se han expuesto diversos elementos de cómo se desarrolla la campaña a nivel europeo, con 160/165 millones de hectólitros, 45,7 de los cuales corresponden a España, 5 de ellos destinados a mosto, según el INFOVI. “No es una campaña excesiva. Pero tenemos las existencias alta y pocas expectativas, la verdad, con la hostelería cerrada, la Semana Santa sin muchas opciones; a lo que se une el confinamiento europeo de países como Francia o Alemania, donde se exporta mucho de manera tradicional”, recuerdan desde UPA.



La organización agraria exige medidas excepcionales, con presupuesto ambicioso. Sin ir más lejos, la Comisión Europea ha publicado el reglamento de prórroga de medidas excepcionales destilación, almacenamiento y vendimia en verde que ahora pasa a debate en el Parlamento Europeo. “Vamos a mantener reuniones con la Consejería de Agricultura y hemos pedido la implicación del Ministerio para que presionen, para que dote de presupuesto adicional para aplicar este tipo de medidas. Los viticultores necesitamos paliar esta grave crisis de rentabilidad que tiene hoy día el sector del vino”, han concluido desde UPA, “no podemos permitir que ningún viticultor se vaya del sector”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre