Foto Abengozar 16-03

La portavoz de Sanidad del Grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengózar, ha destacado que los primeros presupuestos de Emiliano García-Page vienen a recuperar la sanidad pública de calidad, gratuita y universal que teníamos en la región antes de la llegada al gobierno de Cospedal.



Abengózar, que realizó estas declaraciones momentos antes de la comparecencia en la comisión de Presupuestos de la cámara autonómica del consejero de Sanidad, destacó que las cuentas públicas de este año se incrementan en 210 millones de euros con respecto a las últimas de Cospedal (un 9% más) y lo que es más importante, ha aumentado hasta los 1.358 euros la inversión por cada persona protegida, situando a la sanidad castellano-manchega 3,5 puntos por encima de la media nacional.

Abengózar señaló que en estos presupuestos quedan recogidos los compromisos del presidente Page para mejorar las condiciones tanto de pacientes como de los profesionales sanitarios.

Así, destacó que se han reiniciado las obras de nuevos hospitales y de centros de salud que fueron paralizadas por el anterior ejecutivo; se van a contratar a mil nuevos profesionales, cuando con Cospedal se despidieron a casi 3.000; se van a realizar nuevas inversiones en tecnología y se van a optimizar todos los recursos sanitarios utilizando, sobre todo, los existentes en nuestra comunidad autónoma.

Bajada de las listas de espera

Por otra parte, Abengózar quiso destacar el importante esfuerzo que en los pocos meses de gobierno de García-Page se ha hecho para reducir las listas de espera sanitaria. Así destacó que en tan solo 8 meses, han descendido en 12.000 pacientes, algo que contrasta con lo que ocurrió con los primeros 8 meses de gobierno de Cospedal donde pasó todo lo contrario, aumentaron en 8.000 pacientes.

La portavoz de Sanidad del Grupo socialista lamentó también la forma de gestionar del PP en materia sanitaria “que dejó un panorama calamitoso”. Y señaló que en el presupuesto del Sescam de 2015 ya tenía un déficit de 120 millones de euros, al que sumaron partidas de gasto infradotadas, sentencias reclamando indemnizaciones por paralizaciones de obras, “y que provocaron que a finales de año se tuviera que incrementar el presupuesto de este organismo nada más y nada menos que en 374,5 millones de euros”.



Abengózar también detalló que en la consejería de Sanidad se detectaron partidas de gasto prácticamente ejecutadas a mes de julio “mientras que, en cambio, las partidas de inversión o para el manteniendo de los centros sanitarios estaban casi sin tocar”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre