Mal ha comenzado el año el propietario de un Peugeot 205 que ha tenido la mala suerte de ver cómo el destino le ha jugado una mala pasada y su coche ha acabado en la laguna conocida como «El baño de las mulas» en Ruidera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here