El presidente del Partido Popular de Toledo, José Julián Gregorio, ha pedido al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que exija la dimisión y expulse a los dirigentes del PSOE de la provincia que presuntamente se han saltado el protocolo y se han vacunado contra el COVID-19 pese a no pertenecer a los grupos de riesgo que contempla la primera fase, como es el caso de la alcaldesa de Villamiel, Cristina del Álamo, y la concejal de la Puebla de Montalbán, Isabel de la Rosa.

En el caso de la regodora de Villamiel el PP afirma que es trabajadora de la Residencia Social Asistida San José, aunque ahora está liberada como alcaldesa en su municipio y, por tanto, no realiza trabajo alguno en este centro.

Según ha informado en nota de prensa el partido, Gregorio ha pedido a García-Page que aclare estas informaciones y «tome cartas en el asunto de forma inmediata». «Tanto García-Page como el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, deben aclarar estas informaciones, que crean preocupación y malestar entre los ciudadanos de la provincia, y deben apartar a estas personas de la actividad política, porque si no lo hacen y vuelven a mirar hacia otra lado como nos tienen acostumbrados, estarán siendo cómplices de estas personas que se han saltado las reglas que ha establecido el propio Gobierno del PSOE», ha recordado.

Tras mostrarse sorprendido del «silencio» de García-Page ante estos casos, ha defendido que «no solo demuestran una total falta de ética de estas personas, sino que además crean dudas sobre lo que piensa el presidente de la región sobre actitudes como éstas que se están dando en el partido del que él es secretario general, sobre todo teniendo en cuenta que no ha querido responder a la propuesta del presidente regional del PP, Paco Núñez, para que ellos dos fueran los últimos en vacunarse en Castilla-La Mancha».

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular de la Diputación, Pedro Congosto, ha reclamado al presidente de la Diputación que, como secretario provincial del PSOE, dé explicaciones sobre esas presuntas vacunaciones irregulares de una concejala de la Puebla de Montalbán y de la alcaldesa de Villamiel, sobre todo teniendo en cuenta que esta última parece que podría haberse vacunado en la Residencia Social Asistida «San José», de la que es trabajadora, aunque ahora está liberada como alcaldesa en su municipio y, por tanto, no realiza trabajo alguno en la RSA.

«Informaciones como estas son muy preocupantes, sobre todo si tenemos en cuenta que en el último Pleno de la Diputación, ni el presidente ni ninguno de los diputados del PSOE respondieron cuando desde el Grupo Popular pedimos que todos los grupos aclarasen si alguno de sus diputados ya se habían vacunado, como tampoco respondieron a nuestra propuesta para que todos nos comprometiéramos públicamente a no vacunarnos hasta que no nos tocara por protocolo», ha explicado el portavoz ‘popular’.

En este sentido, ha pedido a Álvaro Gutiérrez que responda a estas preguntas y aclare si algún diputado provincial del PSOE se ha vacunado ya sin estar entre los grupos cuya vacunación se contempla en esta primera fase, puesto que no respondió en el último Pleno de la Diputación de Toledo.

Al hilo de estas acusaciones, la alcaldesa de la localidad de Villamiel, va a ofrecer este jueves una rueda de prensa en sala de prensa de la sede del Partido Socialista de Toledo, a partir de las 17.00 horas.

PSOE asegura que la alcaldesa de Villamiel se vacunó por ser enfermera en RSA San José

El PSOE de Toledo ha salido al paso de las acusaciones vertidas por el presidente del PP en la provincia, José Julián Gregorio, al apuntar que la alcaldesa de Villamiel, Cristina del Álamo, se habría saltado el protocolo de vacunación para recibir una dosis, asegurando que la primera edil ha seguido la pauta al recibir la inyección ya que presta sus servicios como enfermera en la RSA San José gestionada por la Diputación de Toledo.

Así ha respondido el PSOE después de que el líder del PP de Toledo afirmara que la alcaldesa, si bien trabaja en esa residencia, ahora está liberada como alcaldesa del municipio, y por tanto no acude a su puesto de trabajo.

Fuentes del PSOE consultadas por Europa Press defienden que la alcaldesa sigue yendo a trabajar a este recurso asistencial, por lo que recibir la vacuna entra dentro del protocolo.

Así, precisan los socialistas que cobra al cien por cien su nómina como enfermera, y si bien es liberada sindical, desde marzo hasta septiembre renunció a esa liberación para ponerse en primera línea frente al COVID. En todo caso, en la actualidad, acude todas las semanas a este centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here