Tal vez, leído el título, se pregunten qué tiene que ver la economía circular con las finanzas o, mejor aún, qué es exactamente la economía circular, un término que se escucha a menudo y, de tan manido que resulta, lo hemos incorporado a nuestro acervo lingüístico sin llegar a conocerlo del todo, cosa que suele ocurrir (sirvan de ejemplo palabras como resiliencia o sostenibilidad).

El Parlamento Europeo define la economía circular como «un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido», alargando así el ciclo de vida de los productos que satisfacen nuestras necesidades. Les animo a que sigan el enlace y visualicen el vídeo que contiene esa dirección. Verán que, de lo que se trata, es de reducir a la mínima expresión los residuos al aprovechar la máxima cantidad de material reciclado en la fabricación de nuevos bienes.

Y en esas estamos cuando les planteo a mis queridos alumnos de 4º curso de ESO de Economía el siguiente dilema (aprovechando que andamos aprendiendo finanzas, capitalización compuesta y trucos para ahorrar):

Resulta que nos acabamos de independizar y decidimos equipar nuestro hogar con una nueva lavadora. Nos hemos enamorado de un modelo de carga frontal, 9 kilogramos de capacidad, centrifugado a 1.400 rpm y clase A. Su precio (psicológico): 599 euros. El fabricante nos asegura que el valor de la lavadora, a los diez años de vida, rondará los 60 euros (un diez por ciento de su valor de contado).

La pregunta que les lanzo a mis alumnos es la siguiente:

Suponiendo que el tipo de interés del mercado se sitúa en un 2 por ciento medio anual y que renunciamos a los 60 euros de valor residual a cambio de la promesa del fabricante de retirar la lavadora, reciclarla y ofrecernos una nueva (fabricada con materiales, también reciclados) ¿Qué cantidad deberíamos pagar al final de cada uno de los diez años por el uso y disfrute de nuestra lavadora, en sustitución del pago, hoy, de los 599 euros que cuesta el aparato?

Lo que les planteo a mis alumnos no es más que una equivalencia financiera. Para la empresa fabricante recibir, hoy, 599 euros es equivalente a recibir anualmente, durante diez años, una cantidad determinada, teniendo en cuenta que el tanto anual de interés es del 2 por ciento. Algo así:

Finanzas y economía circular

Este cálculo es muy sencillo. Basta aplicar la fórmula financiera que nos calculará el valor actual de todas esas cantidades anuales y que deberá ser igual a 599 euros. El resultado es el siguiente:

Finanzas y economía circular

Es decir, alquilamos una lavadora, que tendremos en casa durante diez años, abonando 66,68 euros en cada plazo. Una vez vencido el contrato, la empresa fabricante se apropia del valor residual, el cual servirá para retirar la lavadora y reciclar sus materiales. Nosotros volveremos a celebrar un nuevo contrato y disfrutaremos de un aparato nuevo (fabricado con materiales reciclados).

De esta forma, entrar en la economía circular nos ha costado la renuncia al valor residual, no tenemos que desembolsar cantidad alguna hoy y nos comprometemos a abonar una cuota anual de 67 euros aproximadamente (o de 5,55 euros al mes, si prefieren verlo así).

Como ven, las finanzas también tienen recorrido en esto de la economía circular. Este es un ejemplo ficticio, muy sencillo, sí, pero con un mensaje poderoso: la capitalización compuesta nos puede ayudar a ser más sostenibles, que no todo iba a ser malo ¿no creen?




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí