Ha sido un año muy complicado por las graves repercusiones que ha tenido la pandemia del Covid-19 en el ámbito laboral de nuestra comunidad autónoma, pero no podemos olvidarnos de la otra cara de la moneda. Comenzamos 2022 con un acuerdo fruto del esfuerzo y la firmeza, de la unión de voluntades para mejorar los derechos y condiciones laborales de los trabajadores. De todas aquellas personas que han hecho posible, gracias a su esfuerzo, dedicación y compromiso, que la crisis económica y social motivada por la expansión del virus no haya sido mucho peor.

La reforma laboral acordada entre el Gobierno, los sindicatos y la patronal hará posible la recuperación de la negociación colectiva, algo clave para nuestra organización. Un logro de todos y todas que, sin duda, propiciará la estabilidad del empleo, limitando la contratación temporal y fortaleciendo la figura del contrato indefinido.

Hemos conseguido un gran avance, pero todavía tenemos importantes asignaturas pendientes. Una de ellas, el despido. Lamentablemente, despedir en nuestro país sale barato y ello conlleva que miles de profesionales se vean en la calle cuando no lo merecen. Nos encontramos a medio camino de lograr plenamente un empleo de calidad y con derechos, y ese es nuestro principal propósito para este nuevo año.  

En nuestro sindicato somos muy conscientes de que vivimos momentos de incertidumbre y muchos son los castellanomanchegos y castellanomanchegas que están padeciendo los efectos del coronavirus. Pero una cosa está clara, no habrá reactivación económica y social si no salimos todos juntos de la crisis y si no la enfocamos de manera justa y equilibrada.

UGT Castilla-La Mancha mira este 2022 con ilusión y con ganas de trabajar duro para lograr un acuerdo general de salarios, trabajo con derechos y de calidad y que no se deje de lado a los colectivos vulnerables.  Precisamente vamos a centrarnos mucho en las mujeres y los jóvenes, para que los últimos datos del paro continúen y mejoren todavía más. 

Nuestro caballo de batalla es y será el empleo de calidad, acabar con los contratos precarios y avanzar en las mejoras salariales. Defendemos que los salarios suban en consonancia con el crecimiento económico; y exigimos que el SMI se sitúe ya, como mínimo, en 1.000 euros al mes, este año, y que el Salario Mínimo de Convenio crezca en 2022 hasta los 1.100 euros.

La voluntad de UGT en Castilla-La Mancha es seguir avanzando en el marco del Diálogo Social mirando hacia un futuro en el que todos y todas tengamos derecho a un empleo digno y de calidad.

Es lo que se merece el conjunto de trabajadores de nuestra región después de dos años muy duros. Todos ellos y ellas siempre encontrarán a su lado a nuestra organización, defendiendo, en cada momento, sus derechos laborales desde el convencimiento de que todo lo que gane un solo trabajador, lo ganamos todos.

Vinícola de Tomelloso

El futuro de Castilla-La Mancha lo hacemos entre todos y UGT siempre trabajará por que sea el mejor posible, sin abusos, injusticias o discriminaciones. El momento ha llegado, ahora y siempre por los derechos de todos los trabajadores y trabajadoras.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí