Este viernes se ha presentado en Tomelloso el “Análisis de oportunidades de gestión de mercados y posibilidad de realización de ferias de productos agroalimentarios en la localidad”, realizado por la empresa pública Mercasa, adjudicataria del contrato, a empresarios locales, un estudio que fue adjudicado por 65.584 euros. La presentación del análisis ha corrido a cargo de José Ramón Espada, director adjunto del área Técnica y de Proyectos de Mercasa, empresa pública de la que el Ministerio de Agricultura es uno de los principales accionistas.

Tras meses de trabajo para la elaboración del documento, ahora el municipio cuenta con un extenso estudio que permite tener una radiografía de la ciudad y saber a ciencia cierta y documentada cuáles son las debilidades y fortalezas de la localidad. Todo ello fundamentado en datos, lo que permite presentarse ante posibles inversores para que se instalen en la ciudad y ayudar a las empresas locales a mejorar y seguir avanzando para ser más competitivas.

En el estudio, en el que han participado los propios empresarios, además de ponerse de manifiesto que Tomelloso tiene capacidad para atraer inversores, se habla de la necesidad de contar con un pabellón ferial en la ciudad, con argumentos que permitirán buscar la financiación necesaria para hacerlo realidad.

El responsable de Mercasa, por su parte, ha señalado que este “estudio de oportunidades” es “el paso anterior para que sucedan hitos que contribuyan a la evolución de todo el sector agroalimentario de la comarca, liderado por el Ayuntamiento”

Entre otros aspectos, el estudio determina, según ha apuntado Espada, que Tomelloso tiene varias características principales: “es un polo productor importantísimo y es un ente emprendedor “. Este tipo de ciudades “que están al principio de la cadena de distribución alimentaria”, ha añadido, “tienen la capacidad de mejorar el eslabón de la producción y la primera transformación de cara a dar el salto a otros mercados como los ecológicos o los internacionales”.

Según ha explicado el representante de Mercasa, existe “una posición privilegiada” con mucho alcance para poder acabar desarrollando nuuevas expectativas “más allá de lo tradicional, de fomentar el asociacionismo, el desarrollo y evolución tecnológica de los pequeños productores y abriendo nuevas vías de comercio”.

La conclusión del análisis, ha terminado señalando, es que “no existe una sola infraestructura o idea feliz que pueda resolver todos los problemas de evolución”. Se trata, ha dicho, “de un proceso y de un conjunto de oportunidades que, desarrolladas en cadena, de forma paulita y a su ritmo, contribuyan a la mejora”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí