Ayer se conmemoró el Día Mundial del Parkinson, y la Asociación de Parkinson de Tomelloso llevó a cabo un sencillo acto en el jardín del Centro San Rafael con pacientes, familiares y personas de la Asociación. Al acto acudieron la concejala de Servicios Sociales, Montse Moreno, la concejala de Igualdad, Montse Benito, y el concejal del partido popular Javier Navarro. Su presidenta, Gema Gil, leyó el manifiesto de la Federación Regional de Parkinson, FEDEPAR, y varios de los pacientes dieron lectura a diferentes poemas que habían preparado con anterioridad. El acto finalizó con un pequeño ágape.

La Asociación de Parkinson de Tomelloso actualmente cuenta con 140 socios y socias y ofrece servicios de fisioterapia, de estimulación cognitiva, terapia ocupacional, logopedia, atención psicológica y trabajo social. Cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Tomelloso a través de la convocatoria de subvenciones para asociaciones de carácter social, de la Diputación de Ciudad Real y de las Consejerías de Bienestar Social y Sanidad.

DO La Mancha

En la actualidad, la enfermedad de Parkinson se sitúa como el segundo trastorno neurodegenerativo más extendido en todo el mundo. Estudios internacionales consideran que podría estar afectando a más de 6,3 millones de personas en el mundo, 160.000 en España y 7500 en C-LM.

Tradicionalmente era una enfermedad asociada a la tercera edad, pero según la Sociedad Española de Neurología el 15% de las personas diagnosticadas son menores de 50 años.

En este sentido, los expertos llevan años apuntando que el Parkinson sigue creciendo y calculan que en 2050 se podría triplicar el número de personas con esta enfermedad ligado, fundamentalmente, al aumento de la esperanza de vida y a los avances en su detección. Además, los esfuerzos ahora se concentran en conseguir un diagnóstico precoz del Parkinson porque son muchos los afectados que no consiguen poner nombre a los síntomas que sufren hasta pasado un año o incluso tres.

La investigación sigue siendo la clave porque la enfermedad, de momento, no tiene cura a pesar de los avances farmacológicos, las intervenciones quirúrgicas y las terapias dirigidas a mejorar la calidad de vida y retrasar los síntomas el máximo tiempo posible. Así lo desea la presidenta de la Asociación de Parkinson de Tomelloso, Gema Gil, que aprovechó la celebración de esta efeméride para visibilizar la enfermedad, trasladar el apoyo a pacientes y familiares y resaltar la labor del colectivo desde que comenzó su andadura en el año 2018.

«La colaboración y el apoyo de las administraciones es un pilar fundamental para nuestra Asociación, puesto que los enfermos de Parkinson necesitan tratamientos y terapia individualizada más allá de las prestaciones sanitarias habituales», han expresado desde la Asociación.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí