Rocío Navarro Becerra, atleta de Tomelloso

Rocío Navarro Becerra, de Tomelloso, es corredora de trail montaña. Desde que en el año 2019 decidió participar en su primera carrera en Riópar, la motivación y el sacrificio por este deporte han formado parte de sus entrenamientos, hasta lograr formar parte de la Selección de Castilla-La Mancha de Carreras de Montaña.

Federada por atletismo, y antigua miembro del Club Pieles Run de Tomelloso, se incorporó al Club de Atletismo Membrilla desde agosto de 2021, tras lo que ha cultivado varios éxitos deportivos. “Terminé el año muy bien, siendo la campeona de la Copa Trail de Castilla-La Mancha en 2021”, ha contado a enTomelloso.com, a lo que suma nuevos títulos durante este año: un primer puesto en la I Copa Trail Diputación de Albacete y un segundo puesto en el XX Campeonato en línea individual de Castilla-La Mancha.

Fue precisamente durante su participación en la I Copa Trail en Bogarra (Albacete) cuando le propusieron formar parte de la Selección de Castilla-La Mancha de Carreras de Montaña. “Lloré de la emoción, mi sacrificio es entrenar a pie de montaña en Tomelloso, y me tengo que buscar la vida e ir sola”.

Bien es sabido que Tomelloso no tiene montañas, por lo que Rocío Navarro se ve en la obligación de entrenar en otras zonas donde sí haya desnivel, como los Montes de Toledo. “Es duro que una mujer se vaya sola a la montaña 3 y 4 horas, aunque eso sí, ya he visto todo tipo de animales”, ha comentado.

La zona donde más entrena es Peñarroya, y lo hace de la mano de los consejos de su entrenador, Juan Cano, de la Federación de Castilla-La Mancha, quien la acompaña desde septiembre del año pasado. “Gracias a él he mejorado bastante, pero me queda mucho aún por aprender”, ha dicho.

Pero, ¿cómo empezó para nuestra paisana la pasión por este deporte de montaña? “La primera carrera que hice fue a lo loco, en Riópar en 2019, nunca había corrido más de 10 km y ahí hice 28 km”, ha confesado. Al terminar, sintió el dolor de las agujetas durante dos semanas y creyó que nunca volvería a hacer una carrera de montaña. Sin embargo, su camino no se detuvo entonces, puesto que siguió participando en otras pruebas.

“Ha sido poco tiempo, pero es verdad que tengo maña con la montaña, es mi pasión, me siento muy feliz y disfruto corriendo”, ha dicho, recordando que ya desde pequeña fue corredora, y aunque alguna vez le han recomendado que corra por asfalto, la realidad es que esas pruebas no le apasionan tanto como sí lo hace la montaña. “No tenemos montaña en Tomelloso, pero yo la llevo dentro”.

Como en muchos deportes, la constancia y el sacrificio del día a día se convierten en elementos clave para seguir avanzando en esta disciplina. Con un trabajo y 3 hijos, se apoya en su marido para poder llegar a todo, y valora que cada vez haya más mujeres en este deporte. “La montaña tiene su encanto, es muy dura, pero cuando la coges ya no te gusta el asfalto”.

La trayectoria deportiva de Rocío Navarro sigue en alza, y de momento ya tiene la vista puesta en su próxima prueba, una de las más importantes a nivel internacional y a la que acudirá con la Selección de Castilla-La Mancha: la maratón CAMOVI, de 42 kms, que se celebrará el próximo 24 de abril en Galicia. A pesar de que nunca ha hecho una maratón, la corredora tiene claro que quiere dar lo mejor de ella misma: “hay que apostar por todo y luchar por lo menos para acabarla con buenas sensaciones”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí