A pesar de su juventud, Tomelloso tiene una gran tradición taurina, cuyas celebraciones se remontan prácticamente a su independencia. A finales del siglo XVIII, se celebraban los espectáculos taurinos en la plaza, como en la mayoría de los pueblos. No fue hasta mediados del siglo XIX, concretamente en 1859, cuando Tomelloso pudo contar con su primera plaza de toros, pero 90 años más tarde. A partir del año 1949, y encontrándose la plaza en estado ruinoso, se celebró una corrida de toros en una plaza portátil instalada sobre los derruidos tendidos. Se tuvo que suspender porque al haber tal afluencia de público y situarse parte de este sobre la zona reservada a la banda de música municipal, se produjo un hundimiento, originando varios heridos de diversa consideración. Esto sucedió en el año 1953.

A principios de la década de 1960 se instaló en la explanada de detrás del campo de fútbol (concretamente en el actual emplazamiento de la residencia de mayores en la calle Soria) una plaza de toros portátil, donde se celebraron algunos eventos, hasta el año 1968. Siendo alcalde D. Juan Torres Grueso, por propia iniciativa y movida por viejos aficionados de Tomelloso, se hizo una consulta popular para decidir dónde se construía la nueva plaza de toros, ya que el Ayuntamiento presidido por D. José María Ugena adquirió por los años cincuenta los terrenos que hoy ocupan la Casa Cuartel de la Guardia Civil y el Museo del Carro para construir allí la plaza de toros. Esta consulta se inclinó mayoritariamente por que se construyera en el mismo solar donde se encontraba la derruida antigua plaza, o sea en la calle D. Víctor Peñasco. Para ello fue preciso que la primera autoridad de nuestro pueblo efectuara dificultosas y diplomáticas gestiones con el Clero de la localidad, y con el Sr. Obispo de Ciudad Real para rescatar el solar de la plaza vieja, que ya había sido adjudicada por corporaciones anteriores para construir en el mismo la actual Parroquia de Santo Tomás de Villanueva.

Una vez llevadas a feliz término estas diligencias, y previas reuniones en el Ayuntamiento con un amplio grupo de aficionados, se nombró la llamada COMISIÓN PRO-CONSTRUCCIÓN PLAZA DE TOROS, formada por el citado Alcalde y presidida por D. José Grueso Cepeda, D. Antonio Perales Ortiz como Vicepresidente y colaboradores con distintas misiones en la misma: D. Benito Rodrigo, D. Jerónimo Martínez Jareño, D. Félix Sánchez Ruiz, D. Julián Correas Correas, D. Pascual Belda Gómez, D. Félix Ropero Burillo, D. Ceferino Díaz López, D. Miguel Salinas Espinosa, D. Ramón Menchén Díaz, D. Luis Perales Ramírez y D. Pablo Villena Correas, estos dos últimos como colaboradores administrativos.

Este grupo de anegados y entusiastas aficionados tuvieron la misión de llevar a cabo el derribo y descombrado de la antigua plaza, pidiendo su aportación gratuita para ello de todos los vehículos agrícolas –carros, tractores y remolques a través de la Hermandad de Labradores y Ganaderos, siendo presidente de la misma D. Julián Espinosa Heredia-. Otros miembros de dicha Comisión se encargaron de recaudar fondos procedentes de los aficionados, y público en general, para costear el importe de los materiales y el coste de la mano de obra.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

El proyecto fue encargado al Dr. Arquitecto D. Esteban Román Mariasca, de Madrid, auxiliado por el entonces Aparejador Municipal D. Ramón Selas Núñez. La primera piedra se colocó en el mes de Enero de 1968. En un tiempo récord -en el mismo año- quedó casi terminada, a falta de la barrera y demás obra de carpintería, concluyéndose su construcción a falta de los palcos que la remataban en su proyecto original. Fue el alcalde D. Miguel Palacios Valero quien la inauguró el 30 de agosto de 1972, día de feria, con la asistencia del alcalde que inició su construcción, Juan Torres Grueso, la Comisión Pro-Construcción Plaza de Toros, el Gobernador de Ciudad Real D. José Villalobos Beltrán y demás autoridades civiles, militares y eclesiásticas.

A lo largo de estos cincuenta años, el coso ha acogido decenas de actividades lúdicas, además de los espectáculos taurinos. Ha habido actividades tan diversas como exhibiciones de trial indoor, los bailes del carnaval, incluso la fiesta de fin de año, pero es en los conciertos en lo que más ha destacado este coso. En los últimos 35 años la Plaza de Toros de Tomelloso ha visto actuaciones memorables, como la del grupo británico Inmaculated Fools, en 1992, los cuales actuaron previamente en Madrid y Barcelona. El coso también acogió varios festivales de música Pop, como el segundo festival Pop de Tomelloso, que en 1982 presentó a Radio Futura, Betty Troupe y La Mode. Durante las décadas de 1980, 1990 y 2000 pasarían por este plaza de toros artistas como Luz Casal, Burning, Kiko Veneno, Los Gatos Locos, Manolo Tena, Joan Manuel Serrat, Ñu, Medina Azhahara, Joaquín Sabina, Rocío Jurado, Olé Olé, Danza Invisible, El Barrio, Tomatito, varios festivales flamencos, etc.

Sabores del Quijote

También hubo algunos conciertos frustrados, como el de Raphael, que tuvo que suspenderse por una grave afonía del cantante, o el famoso concierto programado para 1993 de la mítica banda neoyorkina Los Ramones, un concierto que se tuvo que suspender unos días antes por un grave accidente del guitarrista del grupo Johnny Ramone, cuando todas las entradas estaban vendidas.

La Plaza de Toros de Tomelloso cumple pues 50 años, e independientemente de la polémica en torno a los espectáculos taurinos, lo cierto es que se ha demostrado que es un recinto ideal para acoger numerosos tipos de espectáculos. La forma circular de la misma es ideal para ello, ya que ofrece una visión total del espacio, y esa misma geometría produce una acústica perfecta para todo tipo de conciertos. Aunque solo sea por esto, esperemos que llegue a cumplir otros 50 años más.

Semana de la Zarzuela de La Solana



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí