Izquierda Unida de la provincia de Ciudad Real quiere hacer la presente declaración, una vez que se ha hecho público el fuerte testimonio de nuestro querido compañero Rafael Quesada, miembro de la Asamblea de IU de Tomelloso y Concejal en la pasada legislatura, en el que relata cómo por culpa de la reiterada falta de servicios sanitarios en la Comarca de Tomelloso, se le ha provocado un fuerte daño a su salud.

Son muchos años los que se viene demandando la completa cobertura de servicios sanitarios en el Hospital de Tomelloso, unas deficiencias que se agravaron con la intención del Gobierno de Cospedal y el PP de privatizarlo, y que ahora siete años y medio después de Gobierno de Page se siguen sin solventar y sin dar soluciones.

Para colmo, la pandemia de la COVID-19 ha añadido un plus de sufrimiento, aplazando pruebas diagnósticas, tratamientos y operaciones al resto de patologías y enfermedades, especialmente las relacionadas con el cáncer o las de salud mental.

IU quiere denunciar la incapacidad del Gobierno de Castilla-La Mancha y de los responsables del SESCAM para atender las necesidades sanitarias de la población, una irresponsabilidad que está añadiendo sufrimiento a centenares de personas y familias que están comprobando cómo éste abandono les está suponiendo un agravamiento o detección tardía de enfermedades que en condiciones normales se hubieran podido tratar o aplacar, y que ahora les condena a una situación extrema.

Rafael Quesada es una persona comprometida con la Comarca de Tomelloso, movilizándose desde hace muchos años para conseguir aquellos servicios públicos en general que la comarca necesitaba para mejorar su desarrollo social. Rafa es un activista en defensa de la Sanidad Pública desde el principio, así como de la Educación Pública, y hace unos pocos días en defensa de las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Tomelloso que acaba de ser privatizado colocándolas en una situación de desamparo y precariedad laboral.

Rafa es una víctima más de la abandonada Salud Pública regional y especialmente en la Comarca de Tomelloso, los retrasos acumulados en sus pruebas y tratamientos le han provocado un gravísimo empeoramiento de su estado de salud, obligándolo a pasar por unas operaciones de alto riesgo, cuando una detección a tiempo hubiera evitado éste doloroso momento.

Pero su coraje le hizo denunciar públicamente su situación, y la de cientos de personas que en Castilla-La Mancha y otras zonas, que han sufrido el abandono y olvido de sus responsables sanitarios, una denuncia que desde IU de Ciudad Real queremos amplificar para que llegue a más oídos y se ponga fin a ésta situación reforzando la Sanidad Pública regional, y que tanto Rafa como el resto de personas afectadas sepan que no están solos, que recibirán nuestro apoyo, Solidaridad y respeto por haber sido víctimas de unos políticos que abandonaron a su suerte a muchas familias.

Un abrazo, fuerza y ánimo para todas ellas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí