La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez y el presidente de la Hermandad de la Virgen de las Viñas, Alejandro Ramírez, han presentado hoy, junto con el Consiliario y párroco de la Parroquia de la Asunción de Ntra. Sra., José Ángel Martín, el programa de actos de la Romería 2022, que se celebrará en honor a la patrona de la Tomelloso, este último fin de semana de abril. Una celebración muy esperada, han destacado todos ellos, después de dos años en los que no se ha podido disfrutar por culpa de la pandemia. Se espera que más de 30.000 personas pasen por el santuario de Pinilla durante el fin de semana.

“Esperamos con fe y devoción el encuentro con nuestra patrona, en un fin de semana que será intenso y muy esperado”, ha afirmado Jiménez, que ha hecho un llamamiento a la participación para que la Virgen de las Viñas “se sienta más querida y amparada que nunca”.

Todo está listo, ha dicho también la alcaldesa, para disfrutar de esta Romería 2022, con seguridad. La pasada semana, ha recordado, en este sentido, se celebró en el Ayuntamiento la Junta Local de Seguridad para analizar con Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional, Hermandad, Protección Civil, Cruz Roja, Emergencias y el Hospital de la localidad, entre otros agentes implicados en la organización, el dispositivo especial que se pondrá en marcha del viernes al domingo. Además, ha señalado, han sido numerosas las conversaciones y trabajos previos para programar “una Romería que esté a la altura” y de la que la gente pueda disfrutar. Ha mencionado así el trabajo desarrollado desde hace semanas desde áreas como las de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento para acondicionar el recinto de Pinilla.

Durante la presentación la alcaldesa ha hecho un llamamiento a los vecinos y visitantes pidiendo “un comportamiento cívico”, que permita un desarrollo de la celebración sin incidentes. Ha recordado que este año se han ampliado los horarios de los autobuses entre la localidad y el recinto de Pinilla, que circularán durante toda la noche, para evitar el uso de vehículos y ha pedido el uso de chalecos reflectantes para los traslados a pie.

Jiménez ha avanzado por último que desde el Ayuntamiento y la Hermandad se continúa trabajando para conseguir que la Romería, que ya está declarada de Interés Turístico Regional, consiga este reconocimiento a nivel nacional, “porque cuenta con los ingredientes necesarios para ello, como es el mantenimiento de tradiciones como la del desfile de reatas o la procesión de las Antorchas”.

Tanto la alcaldesa como el presidente de la Hermandad, que ha repasado todos los actos incluidos en el programa de Romería, y el consiliario han destacado que la protagonista y “el epicentro” de esta celebración es la Virgen de las Viñas y la devoción hacia la patrona, por lo que han animado a participar en las celebraciones religiosas, tanto la oración mariana del sábado como la Procesión de las Antorchas y las Eucaristías de Pinilla y de la Parroquia.

Ramírez ha pedido “mucha responsabilidad”, en esta Romería que llega después de “dos años complicados y de difíciles a la hora de gestionar y tomar decisiones”, ha dicho, añadiendo que llevan varios meses de reuniones “para canalizar la participación y contrastar opiniones sobre cómo organizar los actos de la mejor manera posible”. Se mantienen todos, ha afirmado, pero se restringe la comida de Romería.

Este, ha afirmado, es un año de “agradecimientos” y de “mucha emoción” y ha pedido que viva la Romería con ilusión invitando a vecinos y visitantes a ponerse la típica blusa tomellosera y el pañuelo de yerbas; a colocar en sus casas las balconadas para recibir a la Virgen de las Viñas y a lanza pétalos de flores a su paso, si así lo desean.

El Consiliario, que ha recordado las anteriores romerías vividas “virtualmente desde casa” con emoción, ha afirmado que no todo fue negativo en estos dos años de parón, destacando la emoción vivida durante el traslado de la Virgen en agosto pasado, con todas las medidas de seguridad.

José Ángel Martín ha animado a vivir la Romería “fundamentalmente desde la fe” y ha pedido “respeto” y “silencio” durante la celebración de la Eucaristía y la Procesión de las Antorchas para preservar el recogimiento de quienes participen en ellas. Estos, ha concluido diciendo son “días de convivencia, alegría y de paz” y “momentos de comunión entre todos”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí