El pasado fin de semana el A.C. Manchathon volvió a lucir sus colores en diferentes competiciones, una de ellas ha sido el EDP Medio Maratón de Sevilla, que reunió a 10.500 atletas. El grupo de manchathones que corrió en la ciudad hispalense el 30 de enero estaba formado por Ana Belén Rubio, Begoña Madrid, Julián García de Mateos, Belén Román, Jesús Jiménez, Mari Carmen Becerra, Paula Úbeda y Fran Bellido.

En cuanto a la prueba deportiva, desde el club han querido señalar que se trata del circuito urbano más llano de Europa, con unos desniveles escasos y un número reducido de giros, características que lo convierten en un circuito rápido. El domingo lograron en Sevilla un doble récord, por un lado, el conseguido en la categoría femenina por la catalana Meritxell Soler con una marca de 1h10:36 y, por otro lado, en la categoría masculina el conseguido por la liebre que se cansó de ser liebre, el keniano Sebastian Kimaru, que paró el crono en 59:02.

Según ha expresado el club a través de sus redes sociales, cuando Belén les propuso pasar un fin de semana diferente, no dudaron en decir que sí, pero lo que no sabían era que la fecha y la ciudad elegida coincidía con el medio maratón… “¿Y si nos apuntamos?, nos dijo ella. A los pocos días nos inscribimos en la prueba y comenzaba la aventura”.

Han sido 24 horas, 800 km de carretera, prisas, risas, nervios, fotos y alguna que otra cerveza para celebrar que estaban juntos y que compartieron la ilusión por un deporte que les da vida. “Y es que el verdadero tiempo vivido es aquel que has disfrutado, con el que has vibrado, llorado, reído, emocionado. No nos ha faltado ni el olor a incienso por las calles sevillanas, ni el sonido de los tambores con un paso de procesión, ni el olor a naranja a orillas del Guadalquivir. Ángel Miguel y Miriam, ¡¡nos debéis una!! porque os hemos echado de menos”, relataban desde el club.

El día de la carrera comenzaba con muchos nervios entre las debutantes Begoña y Ana Belén, quienes tenían miedo a la distancia, pero ese miedo fue compartido por todo el equipo, porque nunca se sabe cómo responderá el cuerpo y la cabeza. El club lo expresaba así: “Llegamos a nuestro abarrotado cajón, esperamos al disparo de salida y 21.097 metros después lo habíamos conseguido. En palabras de mis compañeros «me ha encantado el recorrido», «me lo he pasado en grande» o «valemos pa´tó»”.

Desde el club han querido dar la enhorabuena tanto a las compañeras que debutaban en la distancia como a Belén Román y Jesús, que consiguieron su MMP. Detrás de ello hay diez semanas de preparación, de sacrificio y constancia, pasando frío en los entrenamientos hasta que les apagaban las luces de las pistas de atletismo. “El domingo, sus caras de felicidad lo decían todo”, han añadido.

Sin embargo, también dejan lugar para la memoria a quienes ya no están aquí, pero sí en sus corazones, corrieron con ellos el domingo. “No os olvidamos”, han expresado de manera emotiva.

En suma, el mensaje del club es claro: “Si quieres comenzar a correr no pienses en marcas ni en carreras. Piensa en aquello que te hará sentir libre, liberado y feliz. Cada corredor tiene una historia de superación detrás y cada tiempo hecho en carrera es válido, eso es el deporte”.

Vinícola de Tomelloso



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí