Desde el pasado lunes, los transportistas de España han tomado las calles para denunciar la subida del precio de los combustibles, una medida que les afecta especialmente por las características de su profesión. Tras la invasión de Ucrania, el precio de la gasolina y el gasóleo se ha disparado, y desde el sector piden que el gobierno tome medidas al respecto.

El municipio de Tomelloso no se ha quedado atrás en esta denuncia, por lo que cerca de un centenar de agricultores y transportistas de la zona se han concentrado en la salida norte de la A-43, a la altura de la rotonda del Family Cash, para unirse a la causa. Los manifestantes han estado acompañados de varias dotaciones de la Guardia Civil, que han vigilado la zona.

Cabe recordar que, a nivel nacional, la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional pide al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la prohibición de la contratación de servicios de transporte de mercancía por carretera por debajo de los costes de explotación y la limitación de la intermediación en el contrato de transporte a un solo contratista.

También exige una ley que prohíba la carga y descarga por parte de los conductores y un decreto que limite esas labores a un tiempo máximo de una hora desde la llegada, o desde la hora pactada.

Por otro lado, al Ministerio de Trabajo y Economía Social exige la jubilación a los 60 años para los conductores profesionales (al ser una profesión clasificada de alto riesgo) y el reconocimiento de la totalidad de las enfermedades profesionales derivadas esta actividad, tanto para los conductores asalariados como para los autónomos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí