Parece qué, por fin, el tiempo se pone acorde con las fechas en la que nos encontramos, los abrigos de los escaparates, toman sentido, hemos visto las primeras nieblas matinales, y, aleluya, ha llovido, y dicen las predicciones, que para la próxima semana también, ¡que así sea!

Ya solo falta, para olvidar por completo el verano, que las moscas, que algunas quedan resguardadas en domicilios y locales comerciales, insectos tan cansinos como invencibles e irreductibles, fenezcan con estos primeros fríos, para nada las echaremos de menos. Las terrazas de los bares y la vida en la calle, sí.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí