A simple vista, presiento que es fácil para todos los lectores, viendo la foto, saber en qué época del año está realizada la imagen, y no solo porque es presente. La luz de estos días es muy característica, y cuando aparecen los rayos del sol entre las oscuras nubes, aún más.

El otoño ya anda bien entrado y, por fin, parece que acorde en temperaturas y lluvias (aunque de esto último todavía se desean más).

Aquí, una vez más, una de las entradas más bonitas y verdes a nuestro Tomelloso: el paseo San Isidro a la altura del colegio del mismo nombre, llena de jardines a ambos lados repletos de árboles y diversas plantas. Los suelos llenos de hojas a pesar de los servicios de limpieza, pero es que hay unos días que no se dan abasto, mientras se recogen siguen cayendo más. La diversa vegetación cuenta con placas informativas para hacernos saber de qué especie se trata.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí