En Tomelloso siempre ha sido tradición, por el día de los Santos, ir a por el “puñao”. A pesar de ser día festivo, diferentes comerciantes, con sus puestos ambulantes, llegan a la ciudad cargados de frutos secos y otros productos, siendo la estrella de este día la castaña asada.

Han sido varias las ubicaciones que han tenido estos tenderos a lo largo de los años, como la calle del Campo, las afueras del Mercado de Abastos, la Plaza de España, y ahora, en estos últimos el Paseo de Las Moreras, donde parece que ha vuelto a contar con mucha aceptación por lo concurrido que ha estado en las horas centrales del día.

Aquí un mercante, sudando la gota gorda asando castañas con el fuego a tope, pero se aún seguía con fuerzas y ganas de gritar bien alto: ¡Castañas, nueces, pistachos, miel! Y animar a sus compañeros.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí