El backstage del Teatro Municipal de Tomelloso «Marcelo Grande» cuenta con numerosos óculos (ventanas circulares) para que, entre luz natural, desde algunas de ellas se puede observar dos de las construcciones más emblemáticas de nuestra ciudad, una chimenea, y una antigua torre destiladora, la protagonista visual de esta semana.

Mucha de la gente que allí actúa, entre espera y nervios, se habrá detenido fijamente mirando estos peculiares edificios, y habrán «matado» nervios intentando saber lo que, en ellas, se podría hacer, o lo que podrían albergar, más y más, los diferentes artistas que vienen de fuera, aunque, seguro, que también nuestros músicos, actrices y demás elenco local, que han tenido la suerte de actuar aquí, han calmado su alteración, aunque sea por unos segundos, fijándose en ellas con curiosidad, pues aunque estén muy vistas, siempre llaman la atención.

Santiago Apóstol

P.D.: Aunque, últimamente, llueve poco, ese día, un rato antes de hacer la foto, llovió.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí