O sin el casi, el puesto de gofres «Ñam Ñam» y sus propietarios se ganan, a base de endulzarnos en la Feria, desde hace muchísimos años, y últimamente en navidades y fiestas de carnaval, el título de «paisanos» de nuestro querido Tomelloso, pues casi, pasan aquí más tiempo que en su casa.

Son todo un clásico de nuestra semana de ferias junto con el bingo, el puesto de pesca de patos, el látigo, la churrería Virgen del Carmen, la hamburguesería Virgen de las Viñas, la tasca de Los Ángeles, el puesto de las berenjenas de Almagro, los turroneros y los tenderetes de juguetes… mira que he nombrado, pero seguro que me dejo algún habitual más.

Y es que sus gofres y creps, con decenas de posibilidades en cuanto a sabores se refiere, aumenta la carta año a año, triunfan entre los habitantes de Tomelloso, que conforme se van acercando al puesto, ya van deleitándose a través del olfato y ese agradable olor que desprenden. Es difícil pasar al lado sin comprar uno.

Todo tomellosero de bien, sabe, que la feria acaba oficialmente el día 30, pero extraoficialmente, no termina hasta que se van «los de los gofres».

Desde esta humilde sección, pedimos que se les declare «hijos adoptivos» de Tomelloso, aunque no hace falta, ya lo son, Hasta la próxima ¡Ñam, Ñam!




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí