Es difícil intentar escribir algo sobre el asesinato de una mujer a la que conocías, intentando no estar contaminado por la subjetividad, y también intentar no caer en los tópicos. Luisa era una mujer inteligente, trabajadora, amable y muy eficiente, a la que se unía una belleza natural. Quizá Luisa respondía al estereotipo del feminismo real, y no el artificio institucional del que se nutren los discursos políticos vacíos de contenido, y llenos de tópicos y medias verdades.

Los mecanismos psicológicos que provocan la violencia son muy recónditos, y la ciencia psicológica por sí sola no es capaz de encontrar las causas que la producen, porque responde a causas más sociológicas y biológicas. Creo que es un error ponerle apellidos a la violencia y al asesinato. Cuando se habla de violencia de género o asesinato machista, estamos poniendo barreras a un problema más complejo, ya que según mi muy subjetiva opinión, toda la violencia es violencia de género. El grupo de niñatos que hacen bullying sobre los compañeros del cole, están ejerciendo su instinto desnaturalizado de querer ser machos alfa, eso también incluye a las chicas que lo ejercen con otras chicas. El hooligan que agrede al seguidor del equipo contrario actúa con el mismo instinto de macho alfa, el nazi que agrede o mata a personas pobres o de otra raza, está ejerciendo ese mismo instinto. Toda la violencia tiene género, pero creo que no hay que hacer distinciones, porque esas barreras nos impiden ir al problema concreto, y sólo generan una serie de problemas de más difícil respuesta.

La famosa frase “El amor tiene dos caras” que se popularizó a raíz de la película dirigida por Barbra Streisand, y que dio origen a otros tópicos como “El amor tiene muchas caras” es tan errónea como peligrosa. Solo hay una forma de amar, todo lo demás son instintos de posesión, y sobre todo instintos de dominación. En España muere una mujer cada 4 días a manos de su pareja o ex-pareja, una lacra social difícil de erradicar, porque detrás de cada drama de esos hay unas historias personales, que terminan derivando en un instinto de posesión y dominación enfermizo, y aunque siempre hay historias personales el patrón se repite de forma muy similar.

Sólo quiero comentar de pasada otra gran tragedia que últimamente nos azota, como es lo de las violaciones en grupo. Creo que al final todas esas cosas tienen cierta relación, una relación que tiene que ver con esa competitividad que la sociedad moderna nos está inculcando, y que se asienta en esa parte menos evolucionada del ser humano, como es el macho alfa de la manada. En la sociedad actual a los hombres en general nos cuesta aceptar que una mujer sea independiente, que tenga unas capacidades que nos hacen sentirnos inferiores. Nadie debe competir contra los demás, sino contra si mismo.

Querida y admirada Luisa, te nos has ido de la forma más injusta e inesperada. Ya no podremos disfrutar de tu eterna sonrisa, de tu saber estar, de tu inteligencia, y de tu belleza que iba más allá de lo puramente físico. Dejas un hueco difícil de llenar. El amor sólo tiene una cara, y al parecer muchas veces encontramos la cara oculta.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí