El molino Cariari de Campo de Criptana cuenta desde este miércoles con unas flamantes aspas y un nuevo eje gracias a la intervención de las administraciones provincial y autonómica. Una tormenta lo dañó el pasado mes de agosto, pero hoy ya luce armado como el resto de «gigantes» del emblemático cerro que corona la localidad.

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y la delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo, han mostrado su satisfacción ante la relevancia que tiene ambas intervenciones desde el punto de vista turístico y económico, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Aunque se trata de una actuación considerada menor, Caballero ha puesto el acento en la trascendencia de la ayuda prestada en esta ocasión al Ayuntamiento de Criptana, ya que «se traduce en conservar, proteger y preservar lo nuestro, lo que nos identifica y a la vez nos distingue de los demás».

Ha comentado que la renovación de las aspas y el eje del molino se ha llevado a cabo «por el compromiso que la Diputación tiene con nuestro pasado y nuestros orígenes e identidad manchega».

«También con nuestra historia y con nuestro presente y futuro», que, según ha dicho, tiene que estar vinculado con el bienestar. «Y el turismo puede aportar todavía más bienestar, más empleo y más riqueza a nuestra provincia, a Campo de Criptana y a Castilla-La Mancha», ha añadido para comentar a continuación que hay que hacer todo lo posible para que los molinos no se deterioren y que se presenten con toda su altura y grandeza ante el visitante.

Caballero cree que es muy importante que «nos visiten turistas provenientes de otras comunidades autónomas y de otros países», pero ha querido dejar claro que también «es necesario que disfruten nuestras potencialidades turísticas los hombres y mujeres de nuestra tierra, especialmente los más jóvenes».

La delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo, ha recordado el «apoyo continuo» que desde el Gobierno regional se le está prestando a Campo de Criptana, en acciones puntuales como la recuperación de las aspas del molino Cariari o la iluminación artística de la que dispondrán molinos y Cerro de la Paz -en la que se invertirán 190.000 euros- y a través de la aportación de 680.000 euros al Plan de Sostenibilidad Turística.

De su lado, el alcalde criptanense, Santiago Lázaro, ha agradecido el apoyo de ambas instituciones en la conservación de un patrimonio «tan importante para Campo de Criptana e icónico emblema de La Mancha».

Picazo de Nova / TurboSeguros

Ha señalado también que la conservación y mejora del patrimonio es una de las líneas fundamentales de la estrategia turística de la localidad, especialmente el vinculado con la Plataforma Molinera al que, en los próximos meses, se sumará la inauguración del Centro de Interpretación del Molino Manchego ‘Gigantes del Quijote’, que será punto de recepción turístico, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

A lo largo de 2022 se trabajará también, junto con la DO La Mancha, en la conversión del molino histórico Inca Garcilaso en el ‘Gigante del Vino’; así como en la mejora de la accesibilidad en la propia sierra, la construcción de un mirador, el cambio del trazado del camino para eliminar el impacto visual o la recuperación de los molinos históricos, acciones incluidas en el presupuesto del Plan de Sostenibilidad Turística que concedió el Ministerio a la localidad.

Sabores del Quijote



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí