Para los turistas que visitan los territorios dentro de nuestras fronteras, siempre hay una lista de lugares para visitar que destacan más que otros. De hecho, esos lugares tan populares, determinan que una ciudad se llene más que otra. 

Hablamos de, por ejemplo, la Basílica de la Sagrada Família en Barcelona, el Museo Nacional del Prado en Madrid o la Alhambra en Granada.

Está claro que, a estas alturas, para estas ciudades no es necesario la publicidad, la afluencia de turismo cada vez es más grande para ellas. 

El caso es que en España hay más monumentos, más lugares impresionantes y bonitos de ver, y es por eso por lo que hemos preparado este artículo. Queremos enseñar 3 lugares incomprendidos que se han visto eclipsados por los sitios más visitados y por los monumentos de las grandes ciudades. 

Sin más dilación, aquí os dejamos la información de nuestras recomendaciones. 

Museo Antonio López Torres en Tomelloso

Todos los residentes de Tomelloso conocen bien este edificio que ahora sirve de museo. Está situado en la glorieta de María Cristina de Tomelloso, cerca de la casa en la que vivió sus últimos años el pintor realista español Antonio López Torres. 

Como decíamos, la infraestructura ahora alberga un museo, pero durante todo el siglo XIX y XX, primero fue un cementerio, después un Teatro y más tarde una fábrica de luz y un almacén de grano.

Los turistas que deciden conocer Tomelloso, tienen como visita obligada este Museo, no solo para conocer esta maravilla arquitectónica, sino para descubrir de igual manera el destacado legado de la obra de Antonio López Torres, que se encuentra dentro del edificio.

Y siguiendo con la historia del edificio y sus características, queremos comentar que el diseño actual se trata de una nueva construcción llevada a cabo por el arquitecto madrileño Fernando Higueras. El resultado es digno de admirar, solo hay que entrar en el edificio para darse cuenta. Además, sus maravillosos jardines conducen a todo visitante hasta una escalera de caracol que, sin duda, es lo más destacable del lugar.

Círculo Agrícola Mercantil Villense

Ahora viajamos a Alicante para visitar el CAMV. Si hacemos un recorrido por la historia del Círculo Agrícola Mercantil Villense, nos damos cuenta de que han pasado más de 100 años desde que se ideó y formalizó en Villena esta sociedad recreativa. Más concretamente fue en 1909 cuándo se constituyó esta institución. Al principio, su primera sede social estuvo ubicada en el Café Artístico del Paseo de Chapí, pero, en 1994, se fusionó con el Casino Villense y, ahora, esta sociedad se encuentra ubicada en un edificio de finales de 1800. El edificio en concreto se encuentra en la calle Corredera.

Es interesante visitar este edificio por dos motivos. El primero, su cuidada estética vinculada a finales del siglo XIX. El segundo, para poder disfrutar de los servicios que oferta esta institución. 

El Teatro Chapí también es un lugar para tener en cuenta por su estética. El edificio, que fue propiedad de los frailes franciscanos que estaban en Villena desde el siglo XVI, es digno de ver en primera persona.

3 lugares de España con encanto, pero igualmente desconocidos

San Andrés de Teixido en A Coruña

Quien viaje a Galicia tiene como visita obligada la aldea de San Andrés de Teixido y, sobre todo, hay que pararse a descubrir la iglesia de San Andrés de Teixido. De hecho, esta iglesia es el lugar más fotografiado de la localidad por su peculiar fachada blanca y de estilo marinero. 

Además, hay una perspectiva en la que situamos de fondo el mar atlántico, por lo que el contraste de colores resulta muy atractivo a los ojos.

El templo en sí tiene su origen en el siglo XII, aunque en ese momento era un monasterio. Entre los siglos XVI y XVII es cuando podemos mencionar que esta iglesia, de estilo gótico y barroco, fue constituida. No obstante, de la construcción inicial solo se conserva una puerta en la fachada norte y, en su interior, algunos murales.

Como conclusión diremos que España está lleno de lugares maravillosos que, hoy en día, permanecen incomprendidos. Uno no se da cuenta de lo que tiene, hasta que se lo cuentan, ¿verdad?




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí