El Ayuntamiento de Argamasilla de Alba ha habilitado un espacio de esparcimiento para los perros junto al área de descanso de la Ruta del Quijote y la antigua estación de tren, donde los propietarios podrán dejar a sus compañeros correr libremente sin miedo a que se extravíen, además de socializar con otros perros. El parque ha sido financiado a través del Plan Extraordinario de Obras Municipales de la Diputación de Ciudad Real y con fondos propios municipales.

El alcalde de Argamasilla de Alba, Pedro Ángel Jiménez, y el concejal de Medioambiente, Parques y Jardines, entre otros cargos, Enrique Peces, han visitado el parque canino, recientemente abierto, para comprobar como ha quedado finalmente la instalación y conocer in situ su funcionamiento.

El concejal ha informado que la normativa obliga a llevar los perros con correa y a estar controlados en todo momento cuando se está en la vía pública, para seguridad de todos los usuarios, lo que limita su actividad natural, que entre otras es la de correr y relacionarse con otros iguales, por lo que este espacio ofrece esta posibilidad sin que el dueño tenga que estar continuamente pendiente. Asimismo, el concejal ha informado que el acceso al parque es totalmente libre y sin restricciones horarias.

Con este nuevo espacio se dota de un servicio más al antiguo trazado ferroviario próximo a la localidad, subraya Peces, el cual, hace unos años, el Ayuntamiento convirtió en una vía verde muy transitada por los vecinos y vecinas que practican atletismo, ciclismo o simplemente quieren disfrutar de un paseo rodeado de un entorno natural.

El parque canino, con una extensión de 2.000 m2 acondicionados con gravilla, está compuesto principalmente de dos espacios y un pasillo de entrada, vallados perimetralmente y separados internamente también por vallas que permiten la visión de toda la instalación, tanto desde dentro como desde fuera.

Así, uno de los espacios está destinado al esparcimiento individual, dirigido a aquellos perros con problemas de socialización, mientras que el otro recinto está orientado al esparcimiento común para el resto. A estos espacios se accede por un pasillo con doble puerta para evitar que ningún perro pueda escaparse de manera accidental.

Vinícola de Tomelloso

Además, la instalación cuenta con cartelería donde se informa de las normas de uso del recinto; papeleras donde dejar las bolsas con los excrementos que depositen los perros, bancos para el descanso de las personas que los acompañen, iluminación nocturna, arbolado con riego por goteo que facilita sombra los días más calurosos y 5 aparatos de agility para el entrenamiento o la diversión de los perros.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí